X

Adeje se suma a la formación en idiomas para el sector del taxi

   

NICOLÁS DORTA | Arona

Los taxistas de Adeje también se formarán en idiomas, como está previsto para los profesionales de este sector en Arona. El responsable de turismo adejero, Rafael Dolado, aseguró a este periódico que se está trabajando en “un plan formativo integral” que no solo abarca la formación básica en varios idiomas, sino un “reciclaje -dijo- en el apartado de la profesión”, respondiendo así a las nuevas demandas y exigencias actuales. Este plan formativo integral está recibiendo los últimos detalles; será impartido por el Ayuntamiento de Adeje a través de las concejalías de Turismo y Desarrollo Local. También incluye una inspección de los vehículos que actualmente están en uso.

“En los idiomas nos hemos encontrado con dificultades y seguiremos haciéndolo”. Así afirmaba ayer un taxista de Arona al preguntarle sobre la necesidad de aprenderlos. Por ello, los taxistas creen que se deberían impartir más clases asistenciales en esta futura formación, “porque nos han dicho que parte del trabajo lo haremos en casa”, indicaron. “Queremos formarnos; todo lo que sea aprender estamos de acuerdo, pero que sea con garantías”, añadieron.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Taxis de Adeje, Goyo Rivero, considera “muy necesario” que los trabajadores de este sector “aprendan, sobre todo inglés”, y ve positivo este “nuevo punto de apoyo” para desempeñar su labor. “Nosotros tenemos trabajadores que hablan idiomas pero también otra mayoría que no”, dice Rivero. “El sector del taxi es un refugio ante el paro y es necesario que se hagan las cosas bien”, añadió. Y es que entre Adeje y Arona trabajan más de 700 personas. En Adeje hay 178 licencias y unos 300 taxistas en total. En Arona hay unas 250 licencias y unas dos personas por taxi; es decir, más de 400.

Sigue el intrusismo

Parece ser un problema que no encuentra solución. Las denuncias que efectúa la Policía Local del transporte por el intrusismo en el taxi las tramita el Cabildo, no los ayuntamientos. “Esto genera que las infracciones se queden en nada”, indican los taxistas. Éstos creen que en época de crisis el intrusismo ha aumentado, sobre todo por fuera de los hoteles y otros establecimientos relacionados. “Si no tienes el distintivo de servicio público (SP) está prohibido trasladar a personas y cobrar por ello; eso es así pero parece que no se respeta”, comentaron.

En cambio, desde Arona y Adeje aseguran que se está trabajando. El edil Rafael Dolado dice que junto con el Cabildo “estamos haciendo un seguimiento al intrusismo, pues no es beneficioso ni para los usuarios, ni para el destino, ni mucho menos para las personas que viven de esta profesión, la cual, al igual que cualquier otra, merece un trato digno y cualificado”, afirmó el edil.

Por otra parte, los taxistas creen que no necesitan recibir cursos de protocolo, como está previsto en Arona. A su juicio el “saber estar” y el trato con el cliente “depende de la persona, no de una formación”. “Es tiempo perdido”, afirmaron.