X
LA LAGUNA >

Alapyme pide la declaración de zona turística para el casco lagunero

   

J. F. JURADO | LA LAGUNA

La Asociación del Pequeño y Mediano Comercio de La Laguna (Alapyme) apuesta por la declaración de zona de gran afluencia turística del conjunto histórico de la ciudad. Considera que esta condición, de la misma manera que ha permitido eliminar la restricción horaria de los comercios de Santa Cruz, también podría resultar un revulsivo para el conjunto de establecimientos ubicados en el área histórica del centro de la ciudad lagunera.

El gerente de Alapyme, Julián González, está convencido de que esta declaración contribuiría a mejorar la actividad empresarial del casco histórico durante los fines de semana, un aspecto que considera “fundamental” frente a los hábitos de los nuevos consumidores. De lo contrario, apunta, los grandes centros comerciales acabarán haciéndose con este creciente mercado. Además, González considera que si la vecina Santa Cruz cuenta con esta declaración, “lo lógico” es que también la tenga el centro histórico de La Laguna, ya que lo contrario podría desequilibrar “la capacidad de competencia”.

El alcalde Fernando Clavijo, sin embargo, no es de la misma opinión. En una entrevista a este diario, el pasado mes de octubre, se posicionaba en contra de esta posibilidad: “Nos interesa más que la Semana Santa se declare de interés turístico. Crear una marca propia. Ya somos Patrimonio de la Humanidad, ya somos turísticos. Sinceramente, nos interesa más fortalecer la Semana Santa”. La condición de zona de gran afluencia turística permitiría a los establecimientos lagunero permanecer abiertos sin estar sujetos a restricción horaria, independientemente de su tamaño, pero siempre dentro del máximo de 90 horas semanales que establece la ley.

A estos comercios no les afectaría el límite de 9 domingos y festivos que como máximo pueden abrir al año en Canarias los negocios de más de 300 metros cuadrados o aquellos que pertenezcan a empresas de gran implantación.

Campaña de Navidad

Las tiendas pequeñas ya pueden abrir ningún problema los festivos y sin limitación horaria. Pero, dada la presencia cada vez mayor de franquicias y establecimientos de más de 300 metros cuadrados en el casco, Alapyme cree que, cuando menos, se debería “estudiar” la posibilidad de solicitar a la Consejería de Economía y Empleo la declaración de zona de gran afluencia turística, tal y como ha hecho Santa Cruz y, recientemente, Madrid.

Alapyme quiere poner este asunto sobre la mesa, una vez pase la campaña de Navidad, la cual centra ahora toda sus preocupaciones.

La intención es que, a partir del próximo día 25, día del encendido navideño, la actividad comercial en la zona sea permanente y constante hasta el 5 de enero, víspera de Reyes.