X
Tenerife >

Alarcó pedirá auditar todas las empresas públicas y fundaciones del Cabildo

   

RAÚL DÍAZ | Santa Cruz de Tenerife

El líder del Partido Popular (PP) en el Cabildo de Tenerife, Antonio Alarcó, pedirá en los próximos días 62 auditorías correspondientes a todas las empresas públicas y fundaciones que pertenezcan al Cabildo. En una entrevista concedida al programa Canarias en la Onda, de Teide Radio-Onda Cero, Alarcó afirmó que le “encantan las auditorías y vamos a dedicarnos a analizar las auditorías de las 62 empresas públicas y fundaciones que tiene el Cabildo”.

Para el portavoz popular, la auditoría de PricewaterouseCooper sobre la Fundación Canaria de Salud y Sanidad de Tenerife está incompleta, y además se realizó un pleno extraordinario que, según Antonio Alarcó, esta impugnado.

“Ricardo Melchior está muy nervioso desde que hace cuatro años le gané al Senado: de hecho ni me felicitó. Y no le gustó tampoco cuando en su día propusimos que el auditorio se llamara Adán Martín”, recordó un Antonio Alarcó que también quiso aclarar que “lo último fue esa maravillosa herencia que nos dejó nuestra querida Tita Díaz y que terminó por alterar a Melchior”, sentenció el galeno y consejero insular del PP, además de senador electo.

No se escondió Alarcó a la hora de recordar que un pleno de la Corporación insular como el del pasado 10 de noviembre nunca se había hecho en la democracia, y añadió que se siente “orgulloso de haber presidido el mejor patronato de la historia del Cabildo”.

De las acusaciones sobre la forma que tuvo de gestionar la Fundación, Alarcó dijo que la utilizó para aumentar la producción y añadió que “hay gente que confunde divulgación con publicidad. Lo que se ha hecho es una lectura muy zafia y sesgada. Además, hay algunos que se creen los dueños de las administraciones públicas por el mero hecho de presidirlas desde hace muchos años, y no se han dado cuenta de que son meros administradores públicos temporales”. Antonio Alarcó reivindicó el “fair play” (juego limpio) como práctica política, y señaló que “algunos tienen que aprenderlo” .