X
liga eba >

Amigos en un derbi histórico

   

Rodríguez y Hernández, en rueda de prensa. / DA

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

David Hernández y Gustavo Ríos son dos ejemplos de técnicos tinerfeños que, poco a poco, van logrando sus objetivos profesionales. El primero, tras varias temporadas entrenando en Liga EBA, asumió la responsabilidad de adiestrar al Centro Comercial Meridiano Santa Cruz en la campaña del debut en EBA de los capitalinos. Por su parte, Ríos dejó atrás su estancia en el Aridane para asumir otro reto: liderar el banquillo del Náutico en una nueva participación de los nautas en la tercera competición de la Federación Española. Ambos técnicos pasaron ayer por los micrófonos del programa Onda Deportiva de Teide Radio Onda Cero.

“Pocos esperaban que estuviéramos aquí a estas alturas de temporada. Incluso yo me he sorprendido”, destaca Gustavo Ríos al ser cuestionado acerca del buen arranque liguero de los suyos tras algunas campañas con un pobre rendimiento de los tinerfeños.

“La Liga EBA de este año ha crecido mucho en cuanto a nivel porque puedes ver jugadores en ella que antes era imposible de poder ver”, dice Ríos, algo que también David Hernández considera. “Yo he entrenado varias temporadas y poco tiene que ver, por ejemplo, con el año 2004. Por esa época casi no encontrabas americanos en EBA y ahora los hay y muy buenos”.

Su buena relación queda patente a la hora de considerar si existe un favorito para el encuentro de este sábado en el Palacio de los Deportes de Santa Cruz. “Yo creo que el Santa Cruz es favorito, además de por clasificación, porque juega en su cancha”, advierte Ríos mientras Hernández intenta corregirlo, “en estos partidos no hay favoritos. El facto cancha no existe porque prácticamente todos los jugadores del Náutico han podido jugar en Santa Cruz. Será un partido muy igualado y que se decidirá por muy poco”, destaca.

Jóvenes veteranos

A pesar de su juventud, tanto Gustavo Ríos como David Hernández estrenan este año banquillos, pero ya conocen la Liga EBA a la perfección.

Tras abandonar el CB Canarias, Ríos apostó por el CB Aridane hasta este mismo verano. “Ellos querían que firmara por tres temporadas, este año cumpliría esa tercera, pero llegamos a un acuerdo amistoso. La verdad es que no me preocupaba si podía entrenar o no, pero surgió la posibilidad del Náutico y la acepté. Es un lugar en el que se trabaja muy bien, así que acerté”.

David Hernández cumple su sexta temporada en EBA tras militar cinco en el CB San Isidro de La Orotava. “Estoy muy ilusionado por ver como este club humilde crece y no únicamente el equipo. Todos tenemos muchas ganas de hacer bien las cosas y hasta el momento lo estamos logrando. La verdad es que no nos podemos quejar de cómo nos están saliendo las cosas”, indica.

Además, Hernández recuerda las palabras que le dijo a su homónimo a principios de temporada. “Fue en un viaje en el que nos encontramos. Le dije que le saldría muy bien todo por su capacidad, porque sé lo buen entrenador que es y porque tiene una buena plantilla”, dice.

Ahora, a poco más de 48 horas para el encuentro, ambos entrenadores consideran “muy importante”, poder controlar la ansiedad. “Muchos jugadores saldrán muy motivados, debemos aprovechar eso”, destacan.

[apunte]

Rodríguez: “Espero un partido duro”

Iván Rodríguez, jugador del Centro Comercial Meridiano Santa Cruz, comentó ayer que el del sábado “es un partido especial, a todos los jugadores nos gusta jugar este tipo de partidos es un partido muy atractivo. Espero un partido duro y tenso”, afirmó.

“Nos queda en la memoria la fase de ascenso del año pasado, pero esta es la Liga EBA y ahora queremos ganar otra vez. A mí me gusta competir y ahora soy muy feliz en el Santa Cruz”, apuntó el que fuera jugar del Tenerife en Liga ACB.

Cuestionado por su nueva etapa deportiva, reconoció estar “en una etapa distinta en un rol diferente y disfruto mucho del baloncesto. Soy un jugador ambicioso y queremos llegar cuanto antes a las 12 victorias que nos den la permanencia”.

Sobre su oponente, manifestó que es “un equipo equilibrado con jugadores grandes, y mezclan veteranía y juventud lo que puede provocar desequilibrio en el partido”.

[/apunte]