X
ELECCIONES 20-N >

Aznar: “Necesitamos un baño de trabajo y patriotismo para salir del fondo”

   

EFE | Ávila

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha manifestado en un mitin del PP en Ávila que España necesita “un baño grande de trabajo y patriotismo para salir del fondo del precipicio en el que se encuentra”.

Ante más de 2.000 afiliados y simpatizantes del PP de Ávila reunidos en el Pabellón Carlos Sastre de la ciudad amurallada, Aznar ha subrayado que el Gobierno socialista “se ha liquidado económicamente el país” y por eso “no se pueden quedar sin la sanción democrática que merecen”.

“Estamos en el fondo del precipicio y de ahí tenemos que salir”, ha comentado el expresidente, para quien es imprescindible “una respuesta democrática, que no es otra que una gran mayoría del Partido Popular” en las elecciones generales del 20 de noviembre.

A su juicio, el PP dejó en 2004 un país sólido y fuerte, económicamente próspero y que internacionalmente era escuchado y ahora hay “un país débil, dividido, arruinado e internacionalmente irrelevante”.

Es difícil, según Aznar, explicar “tantas dosis de incapacidad, insolvencia, deseo de dividir e interés por estar en el poder, aunque sea a costa de los intereses de España”.

“Han arruinado nuestro presente y han comprometido nuestro futuro”, ha dicho.

Tras recordar la “herencia” que recibió su Gobierno en 1996, ha reconocido que la de hoy es peor y más comprometida que la de entonces.

“Llega un momento determinante en la historia del país y no podemos ganar de cualquier manera”, ha señalado José María Aznar, quien ha manifestado su creencia en que el PP va a “ganar muy bien”.

Respecto al “discurso del miedo” que, según el expresidente del Gobierno, está realizando el PSOE en esta campaña electoral, Aznar ha indicado que “es ridículo, porque la sanidad y la educación se garantizan con crecimiento y empleo y si los socialistas ponen en peligro eso, también lo hacen con las políticas sociales”.

El ex presidente se ha referido a la situación de ETA y ha expresado su convicción de que es aplicando la ley sin excepciones como se gana la batalla, pues “no es lo mismo el que mata que el que muere y el criminal debe pagar lo que ha hecho y cumplir íntegramente sus penas”.