X

CajaCanarias colabora en la acción humanitaria de Cruz Roja y Unicef

   

J. L. C. | Santa Cruz de Tenerife

CajaCanarias Banca Cívica hizo entrega el pasado lunes de una ayuda económica a Cruz Roja y Unicef destinada a alimentos y asistencia sanitaria a la población, ante el agravamiento de la situación en el Cuerno de África, donde las organizaciones no gubernamentales estiman que 15 millones de personas están al borde de la muerte.
Los fondos proceden de las elecciones realizadas dentro del apartado de cooperación internacional por los clientes de esta entidad, dentro de la iniciativa Tú eliges: tú decides del pasado año, que ha permitido destinar parte del beneficio que generan con su actividad financiera al desarrollo de actividades dentro de éste y otros ámbitos sociales.

Las cantidades aportadas irán destinadas a paliar la miseria y las hambrunas que sufren numerosas poblaciones de Somalia, Kenia, Etiopía y Djibuti, donde escasean los alimentos y las medicinas y la labor de los voluntarios y cooperantes internacionales resulta insuficiente, al verse desbordados por el alto número de desplazados.

Carlos Piñero Coello, presidente provincial de Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife; Ramón Rivero Afonso, director provincial de Cooperación Internacional de esta organización; junto con Nereida Castro Martín y Pilar Castro Méndez, presidenta autonómica y responsable en Tenerife de Unicef, respectivamente, abordaron con el presidente de CajaCanarias, Álvaro Arvelo, la situación de esta zona del vecino continente y las líneas de actuación más apropiadas para canalizar la ayuda que reciben en estas Islas.

En Somalia, Unicef es uno de los mayores proveedores de servicios y lidera los grupos de cooperantes en los ámbitos de nutrición y agua, y saneamiento e higiene. Además, comparte el liderazgo del grupo de educación con Save the Children, y lidera el sub-grupo sectorial de protección de la infancia. Las prioridades sobre las que trabaja ahora en la zona son la ayuda alimentaria para toda la población afectada, con especial hincapié en la alimentación suplementaria para algunos colectivos, y el tratamiento de la desnutrición aguda.

Por su parte, Cruz Roja está aportando servicios de ambulancia, banco de sangre, programa de distribución de medicinas esenciales, preparación para desastres, programa de promoción y control del sida, actividades de agua y saneamiento en las comunidades más vulnerables, actividades de salud comunitaria y desarrollo institucional y de promoción de ingresos.

También, ha procedido a la adquisición y distribución de productos alimentarios para paliar la desnutrición, así como de materiales básicos no alimentarios, como mosquiteras, pastillas potabilizadoras de agua, kits de higiene, toldos plásticos y otros elementos necesarios para la población afectada por la sequía en Etiopia y Kenia.