X
política >

Canarias pierde 279 millones del Impuesto de Sucesiones

   

BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

EL Gobierno de Canarias prevé dejar de recaudar, el próximo año, 279,35 millones de euros por las deducciones aplicadas en el impuesto de Sucesiones y Donaciones. Los dos sindicatos mayoritarios de las Islas han propuesto al Ejecutivo que recupere la aplicación de este tributo en el proyecto de ley de presupuestos de 2012, que se aprobará a finales del próximo mes de diciembre en el Parlamento.

El mencionado proyecto legislativo contiene un presupuesto de beneficios fiscales en el que se estima el coste que tendrán el próximo año. Las medida relativas a las bonificaciones en el impuesto de Sucesiones y Donaciones se refiere a las adquisiciones “mortis causa” como “inter vivos” y se incluían en el presupuesto para el 2008.

Según el Ejecutivo, estas medidas “pueden no influir de forma inmediata” en el presupuesto de beneficios fiscales de 2012. No obstante, agrega este documento, “tal y como ha ocurrido en el año 2009, 2010 y, a lo largo, de 2011 se prevé una importante repercusión” en el presupuesto del próximo año de la bonificación del 99,9% de la cuota tributaria en las adquisiciones inter vivos, aplicable a los sujetos pasivos incluidos en los grupos I y II”.

El coste estimado para las arcas regionales se eleva a 279.359.106 euros. La Comunidad Autónoma dejaría de ingresar 202,64 millones de euros por la cuota en el tributo de sucesiones y otros 76,71 millones de euros por el impuesto de donaciones.

Tampoco será ya relevante, continúa el Gobierno regional, el coste fiscal derivado de la reducción prevista en el artículo 20.3 de la ley de 1987 del impuesto referido.

Se trata de que si unos mismos bienes, en un periodo máximo de diez años, fueran objeto de dos o más transmisiones mortis causa en favor de descendientes, en la segunda y ulteriores se deducirá de la base imponible, además, del importe de lo satisfecho por el impuesto en las transmisiones precedentes.