X
paro>

Canarias terminará el año con una tasa de paro del 29,8%, según CEOE-Tenerife

   

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

La Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife ha estimado que la economía canaria crecerá en 2012 un 0,6% y la española un 0,5%, mientras que la tasa de paro finalizará el año en torno al 29,8%, tal y como se desprende del Informe de Coyuntura Económica de CEOE-Tenerife correspondiente al tercer trimestre de 2011.

La patronal prevé para el próximo año un estancamiento en el primer semestre y una reactivación en el segundo siempre y cuando las turbulencias financieras se disipen. Estas estimaciones, tal y como recoge el informe, están realizadas en base a que de una manera u otra se salvarán las dificultades generadas por la crisis de deuda soberana europea sin necesidad de quiebras desordenadas y/o abandonos del euro por parte de ningún país europeo, un supuesto que ahora mismo no resulta ni mucho menos descartable. En el caso de que se produjera dicho supuesto, el escenario económico empeoraría sustancialmente y conduciría probablemente a una nueva entrada en recesión -tanto de la economía canaria como de la española- de un alcance difícil de cuantificar.

El informe de CEOE-Tenerife indica que en el tercer trimestre del año 2011 la economía canaria ha mantenido su crecimiento interanual del 1,2%. El empeoramiento de las expectativas tanto de los consumidores como de los empresarios, así como la contracción del crédito derivadas ambas de las turbulencias financieras en la zona euro, han reducido las perspectivas de crecimiento de cara a finales de año.

Así, si en el anterior informe de coyuntura se consideraba que el crecimiento interanual en el cuarto trimestre alcanzaría el 1,5% y el 1,2% en la media del año, en la actualidad las estimaciones de la patronal apuntan a que el crecimiento interanual ascenderá al 1,1% tanto en la media de 2011 como en el último trimestre del año, con perspectivas a la baja. Igualmente, reduce sus estimaciones de crecimiento de la economía española hasta el 0,7% i.a. de media con la posibilidad incluso de una vuelta a crecimientos negativos en el último trimestre del año.

El diferencial de crecimiento entre Canarias y España está motivado únicamente por el excelente comportamiento del sector exterior canario, fundamentalmente del turismo, que aportará 3,2 puntos porcentuales de crecimiento al PIB durante 2011 y 0,8 puntos durante 2012, mientras que la demanda interna reducirá el crecimiento de la economía en 2,1 puntos durante 2011 y 0,2 puntos durante 2012.

Para el conjunto del año se estima que los turistas extranjeros rondarán los 10,1 millones de personas y los nacionales los 1,8 millones, convirtiendo 2011 en uno de los mejores años turísticos de la historia. Con el adverso escenario económico que se avecina, la dificultad para el 2012 será mantener estas cifras, para lo que será necesario una acertada política de promoción y selección de países de origen, según el informe de CEOE-Tenerife.

La economía canaria ha creado unos 13.000 puestos de trabajo en los nueve primeros meses del año pero con la incipiente desaceleración económica será incapaz de mantener el ritmo de creación de empleo, por lo que la patronal estima que en el cuarto trimestre apenas se crearán 1.000 puestos de trabajo adicionales a pesar de la favorable estacionalidad, lo que supondrá la creación de un total de unos 14.000 empleos durante el año 2011. Esta creación de empleo será, sin embargo, insuficiente para absorber la incorporación de casi 22.000 nuevos activos durante el año, por lo que los desempleados aumentarán en 18.000 en 2011 y la tasa de paro finalizará el año en torno al 29,8%.

Proyecto de presupuestos

Respecto al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2012, el informe de coyuntura recoge que no constituyen un paso en la dirección adecuada. Se trata de unos presupuestos de transición que, aprovechando la relativa mejor situación presupuestaria de la Comunidad Autónoma, no atacan los problemas estructurales del gasto público, esperando que una posible recuperación económica futura permita reducir el déficit corriente sin ajustar los gastos. Se financian gastos corrientes con deuda pública, se reducen las inversiones y se incrementa sustancialmente la deuda.

Si se compara con los del Presupuesto de 2007, según el informe de CEOE, se desprende que después de cinco años la Comunidad Autónoma continúa sin adaptar sus gastos corrientes a la nueva situación económica producto de la crisis, y los ajustes han venido por el lado de la inversión y el incremento de deuda.

A juicio de la patronal, la sostenibilidad presupuestaria en el medio plazo sólo puede ser asegurada por un proceso doloroso pero necesario de consolidación fiscal. Los ‘maravillosos’ datos fiscales entre los años 2001 y 2008 fueron del todo coyunturales y no deben hacer pensar que se puede saltar dicho proceso. La mayor parte del mismo tendrá que venir por parte del gasto, en especial afrontando el problema del personal de las administraciones públicas, que tanto en número de empleados como en subida de salarios ha presionado sobremanera en las cuentas públicas, concluye el informe.