X
¿debe pagarse por los rescates?

Cataluña da marcha atrás en su intención de sancionar y mantendrá las tasas de rescates por imprudencia

   

EFE | Barcelona

El conseller de Interior, Felip Puig, ha dado marcha atrás en su intención de crear un régimen sancionador para delimitar el pago de los rescates de montaña en casos de imprudencia flagrante y ha decidido mantener la tasa que creó el tripartito, que hasta ahora sólo ha pagado una persona rescatada.

En rueda de prensa, Puig ha avanzado este miércoles que finalmente ha decidido descartar la creación de un régimen sancionador -como había anunciado en marzo pasado- y que, en cambio, mantendrá la tasa que creó el tripartito para que las personas evacuadas en casos de negligencia flagrante abonaran el importe de la operación de rescate.

Puig, no obstante, ha señalado que en la ley de acompañamiento de los presupuestos, que aún se está elaborando, introducirán un apartado para mejorar el redactado sobre la aplicación de la tasa para que quede claro que únicamente tendrán que pagar su rescate las personas que hayan cometido una imprudencia de forma premeditada.

Pese a que fue el tripartito quien creó esta tasa, no ha sido hasta la llegada de CiU al gobierno que se ha empezado a aplicar, aunque hasta ahora únicamente se ha cobrado en un único caso (por valor de entre 500 y 600 euros).

Se trata del conductor de un vehículo que, para saltarse un control de carretera, dirigió el 13 de marzo pasado su vehículo junto a un río, en un camino con señalización de prohibido el paso, y se vio atrapado por una riada, lo que obligó a los Bomberos a desplegar un aparatoso operativo de evacuación.

El conseller, que este miércoles incluso ha mostrado una gran fotografía de este rescate, ha insistido que todas aquellas personas que vayan a la montaña, a esquiar o a practicar deporte, tienen la garantía de que serán rescatadas sin pagar si sufren algún accidente, se pierden o son víctimas de inclemencias meteorológicas, ya que la tasa sólo se aplica cuando se cometa una “imprudencia premeditada”.

Además del caso del conductor que tuvo que ser rescatado en una riada, Interior también está pendiente de cobrar el rescate a un esquiador que en marzo pasado quedó atrapado en un alud en La Masella, cuando iba por una zona donde expresamente se prohibía el paso, si bien el afectado ha alegado y se está estudiando el caso.

Este último caso es más complejo, ya que para evacuar al esquiador se tuvieron que utilizar helicópteros, lo que eleva el precio del rescate hasta los 14.000 euros.