TENERIFE >

El ‘caso Alarcó’, a los tribunales por 500.000 euros de gastos irregulares

Imagen del pleno de ayer en el Cabildo tinerfeño, con los sillones de los consejeros del PP vacíos. / ACFI PRESS

A. M. GONZÁLEZ – J. MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Gastos irregulares por un montante de alrededor de 500.000 euros es el escandaloso resultado de la auditoría realizada por orden del Consejo de Gobierno Insular en la Fundación Canaria de Salud y Sanidad de Tenerife, dependiente del Cabildo, durante el tiempo que fue presidida por el consejero del PP Antonio Alarcó, entre 2009 y 2011. Al resultado de esta auditoría externa se adhirió ayer la Intervención del Cabildo durante el pleno extraordinario, lo que motivó el acuerdo de los grupos cogobernantes de CC y PSOE, a instancias del consejero socialista José Luis Delgado, de remitir el informe al Protectorado de Fundaciones Canarias “para que depure responsabilidades”.

Al inicio de la sesión, a la que no asistió ninguno de los consejeros del PP, el presidente Ricardo Melchior leyó un escrito de la Junta Electoral Provincial que desestimaba el recurso presentado el día anterior por los populares, pidiendo la suspensión cautelar del pleno, con la argumentación de que era un “maniobra política” y una “encerrona” en plena campaña.

Los cien folios del informe de Price Waterhouse Cooper Auditores, SL (PWC), es una relación interminable y minuciosa de gastos irregulares ordenados por Antonio Alarcó que, o no se corresponden con los fines de la Fundación Canaria Salud y Sanidad, o son “el incumplimiento más absoluto del procedimiento administrativo, sin cumplir con la normativa vigente en materia de contratación y haber obviado los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad”.

A puertas de la Justicia

La consejera de Acción Social y portavoz insular de CC, Cristina Valido, explicó a los periodistas al final de la sesión que las irregularidades desveladas por la auditoría se transmitirán al Gobierno de Canarias, “que es el que debe velar por el buen funcionamiento de las fundaciones”. Asimismo, indicó que la Corporación también remitirá a su servicio jurídico esta auditoría para que estudie “si hay delito” y si se acude a los tribunales.

El actual consejero insular de Bienestar, Sanidad y Dependencia, Aurelio Abreu, hizo un reconocimiento a la labor de los patronos de la Fundación, cuya “honorabilidad está fuera de duda”, subrayó. Lamentó la ausencia del PP y destacó que a día de hoy siguen apareciendo facturas irregulares y sin registrar del periodo presidido por Alarcó, “por lo que es difícil conocer el montante total de estos gastos”. Para poner fin a esta situación, el vicepresidente segundo anunció que se ha repuesto la antigua gerencia al frente de la Fundación y se ha implantado un procedimiento de control que ha incluido el despido de dos personas que habían sido contratadas a dedo por el consejero del PP con cargo a la Fundación.

El portavoz socialista José Luis Delgado dijo no estar “sorprendido” por los resultados de la auditoria en la Fundación, pues refleja “un estilo de gestión en el que el que tiene su finca invita a sus amigos a comer, a hoteles de lujo y les hace regalos usando dinero público”. Delgado destacó la irrefutabilidad de la auditoría, refrendada por la Intervención insular, y señaló que “nuestra obligación ahora es depurar responsabilidades y devolver el prestigio a la institución”.

Autobombo

La portavoz insular de CC, Cristina Valido, resaltó el prestigio de la empresa auditora y afirmó que el resultado revela “una manipulación inadecuada del dinero de los ciudadanos, un derroche para la propaganda y el autobombo, ajeno a los fines de la Fundación, sin expedientes, sin fiscalización y sin pasar por tanto por ningún órgano de control, ni de la Fundación ni del Cabildo”, en contra de lo argumentado por Antonio Alarcó.

Además, dijo que se pedirán explicaciones al PP por determinadas facturas cargadas a la Fundación de actividades relacionadas con la campaña electoral. “La ley tipifica estos actos. Debemos hacer que la ley actúe”, sentenció Valido.

[apunte]Algunos gastos

Bahía del Duque. La Fundación registró el gasto a la estancia durante seis días en el hotel Bahía del Duque del Dr. Sollinguer por importe de 2.835 euros y un gasto de 212 euros de una excursión a Las Cañadas del Teide.

Cena. Se destinó una partida de 8.555 euros a una cena conmemorativa de los 2.000 trasplantes del Hospital Universitario de Canarias, lo que no se corresponde con el objeto de la Fundación.

Conferencia. Se registró un gasto de 35.474 euros de estancia y honorarios de la Conferencia de Eduardo Punset y Rodrigo Rato en el I Foro Científico Social.

Publicidad en tranvía. Se destinaron 14.000 euros a publicidad en el tranvía en 2009, “y no se puede determinar si se corresponde con el objeto de la Fundación”.

Bolígrafos Cartier. La Fundación gastó 1.000 euros en la compra de tres bolígrafos Cartier para obsequio del II Foro Científico Social.

Champions Cup. El patrocinio de Tenerife Champions Cup supuso a la entidad el importe de 10.000 euros.

Digi-Card. Se registró una factura del acreedor Speedher por importe de 2.730 euros en concepto de tarjetas digi-card. No se ha podido verificar si éstas corresponden al objeto de la Fundación.

Contrataciones. Durante los años auditados se detecta que alguna de las contrataciones del personal incumplen los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Imetisa. La auditoría registra una transferencia desde Imetisa (que gestionaba también Antonio Alarcó) por importe de 100.000 euros, incumpliendo la normativa en materia presupuestaria.

Ordenador portátil. No se ha podido verificar la existencia física del ordenador portátil y disco duro adquiridos en 2009 por 2.525 euros.

Endeudamiento.
El interventor reconoce un endeudamiento encubierto y consentido.[/apunte]