X
economía >

El 60% de las casas canarias tienen que ser reformadas

   

MARÍA FRESNO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Canarias tiene un parque de viviendas de 1.014.885, de las cuales 616.541 (60%) necesitan algún tipo de reforma. En concreto, 153.994 viviendas (22%) presentan problemas de habitabilidad; 161.107 (23%) problemas de acabados; 218.521 (31%) sufren defectos de impermeabilización o de estructura, y 82.919 (12%) tienen problemas con sus instalaciones.

Así lo aseguró ayer el director del Instituto Canario de la Vivienda, Jerónimo Fregel, en el transcurso de una jornada sobre la nueva política de vivienda del Gobierno de Canarias organizada por la federación de la construcción Fepeco.

Al acto también asistió la consejera de Cultura, Deportes, Políticas Sociales y Vivienda, Inés Rojas, quien aseguró que en la rehabilitación “está el secreto”. “Hay que cambiar la mentalidad”, dijo. “Los empresarios del sector no pueden pensar en construir nuevas viviendas y repetir modelos de crecimiento del pasado, porque España ha construido en los últimos años más del 50% de las viviendas nuevas de Europa”.

En opinión de Rojas, la construcción es el sector más potente “para sacarnos de la crisis”; por eso anunció que desde el Gobierno se va a “reconducir” el Plan Canario de la Vivienda, “para centrarlo en la rehabilitación, que es donde está el empleo, así como en la ayuda al alquiler. Hay muchos jóvenes menores de 35 años que por suerte tienen trabajo, pero que no ganan lo suficiente como para comprarse una casa”, matizó.

Rojas destacó también la labor de Fepeco con la creación del registro de empresas de reformas y rehabilitación de edificaciones, y con la conservación y el mantenimiento de infraestructuras, que permitirá más calidad en el trabajo y empleo.

Según adelantó el gerente de la patronal de la construcción, Óscar Izquierdo, ya hay inscritas cerca de 100 empresas, desde junio. Inés Rojas destacó la importancia que tienen las actividades relacionadas con la rehabilitación y el mantenimiento de edificaciones, por la elevada cantidad de puestos de trabajo que generan en proporción a la inversión realizada.

Señaló que el sector es muy importante para generar miles de puestos de trabajo destinados a personas que no tienen una gran cualificación, y manifestó su satisfacción por el gran interés mostrado por las empresas en este tipo de actividades.

El vicepresidente de esta misma patronal, Diego Vega, manifestó su convencimiento en que este tipo de actividades productivas ha abierto “una puerta a la esperanza en un sector lleno de incertidumbres y malos datos”, pero reclamó apoyo financiero de las administraciones para impulsar estas inversiones, pasando de una política de recortes a una política donde “se gaste mejor”.