X
crisis deuda soberana >

El Banco Central Europeo compró deuda pública por valor de 7.986 millones

   

EFE | Fráncfort

El Banco Central Europeo (BCE) informó hoy de que compró la semana pasada deuda pública de la zona del euro por valor de 7.986 millones de euros frente a los 4.478 millones de euros de la semana precedente.

Algunos operadores de los mercados de deuda han dicho que el BCE ha comprado deuda española, italiana y portuguesa las últimas jornadas para contribuir a que caiga la rentabilidad y la prima de riesgo y estos países puedan refinanciarse.

En el caso de España, el Tesoro español tuvo que pagar la semana pasada un 7 % para colocar obligaciones a diez años.

Además, el BCE dijo que vencieron bonos soberanos por valor de 131 millones de euros, por lo que la cantidad de deuda pública que tiene ahora es de 194.500 millones de euros.

El BCE retirará esta cantidad mañana para evitar que suba la inflación en una operación en la que ofrecerá a los bancos un 1,25 %.
La rentabilidad de la deuda italiana a diez años se situaba hoy en el 6,73 % y su prima de riesgo en 481,7 puntos (490,9 puntos básicos la semana anterior).

El interés de la deuda soberana española a diez años se situaba en el 6,5 % y la prima de riesgo en 461,1 puntos básicos (419, 7 puntos la semana anterior).

La semana pasada el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo llegaron a los 500 puntos básicos, un nivel difícilmente sostenible de forma prolongada.

El BCE comenzó a comprar deuda de Italia y España el pasado 8 de agosto, ampliando el programa que había iniciado en mayo de 2010 para ayudar a Grecia, Portugal e Irlanda.

Han aumentado en las últimas semanas las presiones de Italia y España al BCE para que compre deuda pública y frene los movimientos especulativos en los mercados.

El presidente del BCE, Mario Draghi, instó el viernes a los gobiernos europeos a aplicar con urgencia las decisiones acordadas en las últimas cumbres europeas para solucionar la crisis de endeudamiento.

El Bundesbank se ha opuesto desde el principio al programa de compra de deuda pública del BCE y apoya los intentos del Gobierno alemán de lograr una mayor integración política, incluida la transferencia de responsabilidades nacionales, para solucionar la crisis.

La crisis de endeudamiento soberano ha llegado ya a algunos Estados sólidos centroeuropeos como Austria y Holanda, cuyas primas de riesgo sufrieron la semana pasada también notables variaciones.

La agencia Moody’s lanzó hoy un nuevo aviso a Francia por una posible rebaja de su calificación en caso de que persistan los altos costos de financiación de su deuda, unidos a las perspectivas económicas, que han ido a peor últimamente.

En comparación con la actuación de la Reserva Federal estadounidense (Fed) y del Banco de Inglaterra, que han comprado deuda por valor del 18 % de su respectivo producto interior bruto (PIB), el BCE sólo ha adquirido deuda soberana de la zona del euro por valor del 2,7 % del PIB de la región, según cálculos de Berenberg Bank.

La rentabilidad del Bund (bono alemán a 10 años) se situaba hoy en el 1,91 %.