X
EL DIARIO DEL PÁDEL >

El día más especial

   

Los alumnos del Colegio de Educación Especial Nuestra Señora del Carmen y usuarios del Centro Ocupacional Villa de La Orotava disfrutaron del pádel. | DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

“Mira, Jordi, este es el mejor jugador de Tenerife; te lo presento: es Álvaro”, dice Antonio Fuentes, monitor deportivo del entusiasmado colectivo de alumnos que tiene el privilegio de estar bajo las órdenes de la pareja número uno de la clasificación de la Federación Canaria de Pádel. La respuesta de Jordi es clara, sincera, sin esconderse: “Yo le gano”.

El retador es uno de los miembros del grupo de alumnos del Colegio de Educación Especial Nuestra Señora del Carmen y usuarios del Centro Ocupacional Villa de La Orotava, ambos pertenecientes a la obra social de Aspronte. Para ellos es como si hubieran llegado los Reyes Magos por anticipado.

Desde que en 2010 vivieran su primera experiencia junto a otro destacado jugador del pádel tinerfeño, Cristofer Torres, los chicos esperaban con mucha emoción este día. “Gracias a la iniciativa y a la colaboración desinteresada de Fernando Cáceres, de Tecnisur Pádel; la Federación Canaria y Sixto y Álvaro, nuestros chicos pudieron disfrutar de una experiencia increíble”, explica Antonio Fuentes, el principal impulsor de la iniciativa.

Para Fuentes hay una cosa clara, y es que, según comenta, “una vez más ellos nos demuestran que no existen barreras, sino que somos nosotros quienes las ponemos, porque no son personas con discapacidad sino con habilidades diferentes”. Y es verdad. Los alumnos formaron grupos de trabajo, esperaron pacientemente sus turnos y disfrutaron con las enseñanzas de dos profesores muy particulares.

Álvaro Gutiérrez, Antonio Fuentes y Sixto Hernández, junto a uno de los alumnos. | DA

“Para mí ha sido una experiencia inolvidable”, cuenta Sixto Hernández, que espera que “se pueda repetir muy pronto y que vuelvan a contar conmigo porque ha sido muy gratificante”. El jugador tinerfeño quedó sorprendido “por las ganas, el empeño que mostraron para superarse, pero sobre todo por cómo se animaban y se apoyaban los unos a los otros cuando no les salían los golpes”. “Lo único que espero a partir de ahora es que, cuando se vuelva a hacer algo tan bonito como esto, se acuerden de mí porque estaría encantado de volver a hacerlo”.

Para la mejor pareja del ránking de la Federación Canaria la experiencia fue más que productiva.

Álvaro Gutiérrez impartiendo una clase práctica. | DA

Por un día dejaron de lado la tensión de la competición, el trabajo diario, la puesta a punto para estar al cien por cien en sus compromisos, y, al final de la jornada, se mostraron más que agradecidos a Antonio Fuentes, “que es un fenómeno” por haber contado con sus servicios.

Este, sin embargo, es sólo uno de los primeros pasos del romance entre el mundo del pádel y los miembros de Aspronte. El siguiente será la celebración de un torneo con fines solidarios en las instalaciones de Tecnisur Pádel.