X
SANIDAD >

El HUC superará el número de trasplantes realizados en 2010

   

INMA MARTOS | Santa Cruz de Tenerife

El doctor Francisco González Posada, coordinador médico de Trasplante del Hospital Universitario de Canarias (HUC), aseguró a este periódico que, desde el viernes 11 de noviembre al miércoles 15, se realizaron en el citado centro hospitalario un total de nueve trasplantes de órganos.

Esa cifra ha provocado que este año se hayan realizado ya un total de 83 intervenciones de este tipo, por lo que se espera sobrepasar el número del pasado ejercicio, en el que se realizaron 87 trasplantes.

En esta cifra se integran los seis trasplantes de donante vivo realizados recientemente, dentro del Programa de Donante Vivo Cruzado de 2011. Al respecto, el doctor González Posadas explicó que durante los cinco días de intervenciones los tres equipos de trasplantes hicieron turnos de hasta 24 horas, así como traslados a otra isla para la extracción multiorgánica.

En este sentido, González Posadas quiso dar relevancia la labor de médicos, enfermeros, auxiliares y demás personal sanitario, necesario para este tipo de intervenciones y aseguró que “a pesar de que se nos llame vagos desde algunos ámbitos, nosotros seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones y en muchas ocasiones fuera de nuestros horarios”.

La extracción del riñón se realiza por laparoscopia, una técnica mínimamente invasiva para el donante, que tiene una duración de aproximadamente tres horas, mientras que el posterior trasplante renal en el receptor dura alrededor de dos horas, que se suman al tiempo de preparación de las operaciones corrientes, en torno a 30 minutos.

Riesgos

No obstante, según apuntó el coordinador de trasplante, “hay ocasiones en las que está todo preparado y hay que suspender la operación, con lo que a los profesionales no nos cuenta como horas trabajadas”.

Hay que resaltar que los riesgos para el donante, aunque existen, como los de cualquier persona que es sometida a una intervención quirúrgica con anestesia general, son limitados, pudiendo incorporarse a su vida laboral en tres o cuatro semanas y realizar posteriormente una vida normal, ya que se puede vivir perfectamente con un solo riñón.

El trasplante renal se inició en el Hospital Universitario de Canarias en 1981, convirtiéndose en uno de los programas más activos de todo el país, con un incremento progresivo del número de trasplantes y una calidad ya consolidada y excepcional en sus resultados.

Desde entonces, se han realizado 2.342 trasplantes renales (incluyendo los de donante vivo) y 75 renopancreáticos, lo que hace que el Archipiélago siga siendo líder mundial en la tasa de trasplantes renales funcionantes. En concreto, en los últimos días, los equipos de trasplante realizaron dos trasplantes renales el viernes 11 de noviembre, otro el domingo, día en que también se realizó una extracción de páncreas y dos riñones en La Palma; una extracción multiorgánica, dos trasplantes renales y uno de páncreas el lunes día 14 y tres trasplantes renales el martes. En total ocho trasplantes renales y uno de páncreas en cinco días.

Trasplante cruzado

El trasplante renal cruzado, como se denomina el programa, tiene como objetivo ofrecer a los pacientes con insuficiencia renal crónica, la posibilidad de recibir un trasplante de riñón de donante vivo, gracias a la generosidad de una pareja, aunque esta no sea compatible.

La base de este exitoso programa radica en el intercambio de donantes de riñón de vivo entre dos o más parejas. Esta modalidad terapéutica se ha desarrollado en países donde la donación de cadáver es inexistente o baja.

En España, el cambio en el perfil demográfico del donante fallecido es cada vez de mayor edad.