X
Astrofísica >

El Museo de la Ciencia y el Cosmos organiza el I Curso de observación celeste y manejo de telescopios

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El Museo de la Ciencia y el Cosmos, del Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, y la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI) del Gobierno de Canarias, en colaboración con el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), promueven el primer curso de observación celeste, manejo básico de telescopios y principios de astrofotografía de este museo, que será impartido por el astrofotógrafo Pablo Bonet, en el marco de las ‘Semanas de la Ciencia y la Innovación en Canarias 2011′, cofinanciadas por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Este ‘Taller de Espionaje Cósmico’, gratuito pero limitado a las primeras 50 personas que se inscriban, tendrá una duración de siete días –15, 16, 17, 19 y 25 de noviembre y 2 y 9 de diciembre–, con sesiones en el Museo y prácticas en el Observatorio del Teide, del IAC.

El objetivo de este taller es impulsar la afición por la astronomía amateur. En él se demostrará a los asistentes la excelencia de las condiciones de observación de las cumbres de las Islas y la importancia de la ubicación de los observatorios, así como la necesidad de evitar la contaminación lumínica. Se darán las claves básicas para obtener fotografías del cielo y algunos objetos celestes. Todo esto requiere una atención diversificada que se desarrollará para atender a cada caso particular, puesto que cada asistente tendrá un nivel de conocimientos previos diferente y unas aspiraciones y posibilidades propias.

Durante las primeras sesiones se empezará abordando conocimientos básicos del cielo, ya que en un principio, el cielo nocturno es indescifrable para un espectador no entrenado. Para familiarizar al público con lo que se va a encontrar, se introducirán pautas básicas de orientación e identificación de objetos celestes tales como planetas, constelaciones, la Luna, etcétera. Se apoyará con diapositivas y con la ayuda del Planetario para mostrar el movimiento diurno y anual del cielo. Una vez se hayan mostrado las diferentes especies de objetos astronómicos y se hayan ubicado en una escala de tamaños y distancias comprensible, se mostrará cómo aplicar esos conocimientos en el cielo real y cómo reconocer lo que se ve. El objetivo final es que sepan encontrar cualquier objeto visible que se halle en un planisferio o una carta estelar.

A continuación, el curso se centrará en el telescopio. La finalidad de esta parte de la actividad es que los asistentes desarrollen conocimientos suficientes como para realizar observaciones astronómicas adaptadas a las posibilidades de sus instrumentos, muchas veces adquiridos como material educativo pero que termina siendo almacenado sin saber qué hacer con ellos. Partiendo de instrucciones sencillas para estos modelos básicos y llegando a instrumentos avanzados, se identificarán las partes del telescopio y la montura y se compararán con sus análogos en la instrumentación profesional.

Guía de compra

El Planetario del Museo ayudará a comprender los fundamentos de las, a priori, complejas monturas ecuatoriales y un montaje de ensayo particularizado para cada instrumento servirá de entrenamiento para las observaciones que se llevarán a cabo en la terraza del Museo y en el Observatorio del Teide.

Este taller también puede constituir una completa guía de compra de un telescopio, puesto que se estudiarán y utilizarán exponentes de las distintas clases de monturas y tubos ópticos del mercado. En este sentido, la empresa Alpha Cygni proporcionará instrumental astronómico para ilustrar las charlas.

Por último, este taller servirá como una introducción a la astrofotografía. La evolución de las cámaras digitales ha llevado a que un aficionado con una cámara de segmento medio pueda hacer incursiones en un terreno antes reservado a profesionales muy específicos con equipos caros. Con pocos medios, es posible hacer fotografías del cielo con buenos resultados. Esto puede constituir una buena manera de poner al alcance del público muchos objetos astronómicos que sólo se hacen visibles en la cámara tras largas exposiciones. La astrofoto amateur abre al público todo un abanico de posibilidades en las que desarrollar una afición consistente.