X
país vasco >

El nacionalismo pide un adelanto electoral en Euskadi que PSE y PP rechazan

   

EFE | Bilbao

El PNV y Amaiur se han mostrado favorables al adelanto de las elecciones autonómicas vascas, previstas para la primavera del 2013, mientras que el PSE y el PP, que sostienen al actual Gobierno vasco, han insistido en que se acabará la legislatura.

Tras los resultados de los comicios generales de ayer, en los que Euskadi votó nacionalista con la victoria de Amaiur con seis escaños seguida del PNV con cinco, dejando cuatro para el PSE y tres para el PP, hoy se han sucedido los análisis y las reuniones de las ejecutivas.

Esta tarde se han reunido las ejecutivas del PNV, de los socialistas vascos, de EA, Aralar y Alternatiba -estas tres últimas integrantes de la coalición victoriosa Amaiur; el PP ha dejado la cita para más adelante, por su reunión del comité nacional en Madrid.

Antes se han pronunciado los portavoces de los diferentes partidos, unos a favor del adelanto de los comicios vascos y otros en contra.

Josu Erkorera, el portavoz del PNV en el Congreso, ha dicho que si él fuera lehendakari adelantaría las autonómicas. A su juicio, “con los retos que tenemos por delante -la crisis y construcción de la convivencia tras el cese de la actividad de ETA- sería bueno y hasta imprescindible que las instituciones representen adecuadamente la complejidad de la sociedad vasca”. Ahora, la izquierda abertzale no está representada en la Cámara de Vitoria.

Una idea similar ha expresado el diputado electo de Amaiur Iñaki Antigüedad, quien ha definido al parlamento de Vitoria como “transgénico, porque en absoluto representa la realidad sociopolítica de este país; hoy en día no es representativo”.

En cambio, el portavoz del PSE, el partido en el Gobierno Vasco que es el que tiene la potestad para convocar las elecciones, José Antonio Pastor, ha afirmado que el lehendakari, Patxi López, agotará la legislatura vasca y que no aspira a dirigir el PSOE.

Pastor ha agregado que “las peticiones de adelanto electoral únicamente responden a la ansiedad del PNV; no se pueden mezclar los resultados de unos comicios con otros, porque en cada caso se eligen cosas distintas”.

También se ha pronunciado en contra del adelanto electoral el PP vasco, sosten del gobierno de Vitoria; el diputado electo del PP por Bizkaia, Leopoldo Barreda, ha advertido al PNV que comete “un error de bulto” al pedir un adelanto, ya que si se extrapolan los resultados de ayer, podría dejar de ser la primera fuerza en el Parlamento de Vitoria.

Barreda ha añadido que el Gobierno vasco seguirá teniendo el apoyo parlamentario del grupo del PP, “siempre que el PSE cumpla sus compromisos suficientemente”.

Igualmente, el secretario general de los populares vascos, Iñaki Oyarzabal, ha asegurado que esa petición “no tiene ningún sentido” y que quienes lo reclaman sólo tratan de deslegitimar al Gobierno de Patxi López.

Respecto al análisis de los resultados electorales, cada uno ha opinado según su situación: el socialista Pastor ha reconocido que son “francamente malos”, por lo que ha considerado necesario realizar “una autocrítica y una reflexión rigurosa y muy seria”.

El popular Iñaki Oyarzábal, ha expresado su satisfacción por los resultados obtenidos su partido en Euskadi, el único que “ha aguantado la irrupción de Amaiur” y que ha “consolidado al alza los resultados” de las generales de 2008 y de las municipales y forales del pasado mes de mayo.

También contento se ha mostrado Erkorera (PNV), para quien ha sido un resultado “excelente; hemos cumplido los objetivos marcados: recuperar la primacía en el País Vasco y formar grupo propio”.