X
el hierro > crisis volcánica

El Pinar dedicará la inversión del presupuesto 2012 en ayudas a los afectados por el volcán

   

El Ayuntamiento de El Pinar se constituyó como tal en septiembre de 2007. | DA

EFE/strong> | EL PINAR

El ayuntamiento de El Pinar dedicará en el presupuesto de 2012 toda la inversión de la que dispone para paliar los efectos de la crisis sísmica y volcánica en el municipio.

En declaraciones a EFE, Juan Miguel Padrón, alcalde del municipio de El Pinar, ha destacado que los primeros esfuerzos se están centrando en solucionar las necesidades básicas de los vecinos de La Restinga, como son el alojamiento y la alimentación, aunque cada uno de los afectados tiene una situación particular que requiere una respuesta.

Padrón reconoce que la situación en el pueblo de La Restinga es crítica y relata que sólo han vuelto a la comarca unas 40 familias mientras que la mayoría de la población continúa residiendo en El Pinar.

En este sentido, Padrón asegura que la reactivación económica y social del pueblo es muy lenta, casi nula en estos momentos, y aunque el ayuntamiento tiene un margen de maniobra muy limitado en este sentido, trabaja en la elaboración de los presupuestos para el año 2012 en los que se dedicará alrededor de 300.000 euros para paliar las necesidades de los vecinos.

El edil reconoce que los mayores problemas recaen sobre el sector del buceo puesto que estos no tienen un grupo de medidas previstas como es el caso de los pescadores y al respecto afirma que se trabaja de forma conjunta con el Cabildo de El Hierro y el Gobierno de Canarias para buscar una solución al sector.

Padrón destaca el civismo de los vecinos de La Restinga, que se han comportado de forma ejemplar durante toda la crisis sísmico y volcánica, y de sus conciudadanos de El Pinar “que les han acogido con la mas entrañable de las actitudes, siempre conscientes de la situación de emergencia que se vive en estos momentos”.

Asimismo, Padrón opina que el volcán es un fenómeno natural que en estos momentos esta causando un drama social y económico en el municipio y en la isla en general y del cual es incierto cuantificar los daños y el tiempo que podrá tardar, pero que en el futuro podrá significar un pilar fundamental de la economía insular.