X
presupuestos autonómicos >

El PP anuncia una enmienda a la totalidad a los presupuestos autonómicos

   

EFE | Santa Cruz de Tenerife

El grupo Popular en el Parlamento de Canarias aprovechó la presencia del Gobierno regional en comisión de la Cámara legislativa canaria para anunciar la presentación de una enmienda a la totalidad a los presupuestos autonómicos para 2012.

Es una enmienda a la totalidad “obligada, para defender los intereses de Canarias” frente a los presupuestos de “un proyecto caduco”, en alusión a los resultados electorales del domingo de PSOE y CC, según el diputado regional del PP Jorge Rodríguez.

En su comparecencia ante la comisión parlamentaria el consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz, dijo que no tenía duda de que el PP presentaría esa enmienda a la totalidad por su oposición a unos presupuestos que defienden el mantenimiento de los servicios sociales.

El consejero aseguró que las previsiones presupuestarias para 2012 se han realizado con criterios “prudentes”, frente a las acusaciones de PP y Nueva Canarias de que los ingresos no se cumplirán por ser demasiado optimistas.

González Ortiz explicó que el aumento del gasto del 1,4 por ciento, hasta un total de 6.736,2 millones de euros, se conseguirá gracias a un mayor endeudamiento (201 millones de euros más), puesto que se reducirán los ingresos.

El diputado del PP Jorge Rodríguez subrayó que las previsiones de ingresos son tan irreales, por optimistas, que ni el Ejecutivo se las cree.

“No se plantean medidas para luchar contra la crisis, se conforman con lubricar la maquinaria burocrática de la administración”, dijo Jorge Rodríguez, para quien se renuncia a la austeridad en la administración autonómica y a su racionalización para hacerla más eficiente.

Para el representante del PP, el presupuesto tiene “muy corto recorrido” porque no se va a cumplir y su objetivo es “preparar la confrontación con el nuevo gobierno del PP”.

Rodríguez dijo que no se sale de la crisis con mucho gasto corriente y poco gasto productivo, ni reduciendo la inversión, renunciando a luchar contra el paro y poniendo en peligro el estado de bienestar.

Jorge Rodríguez también reprochó al Gobierno que “dispare la deuda pública” para equilibrar los gastos y los ingresos, lo que supondrá un que la amortización de la deuda costará 550.000 euros diarios en 2012.

El consejero defendió que la previsión de crecimiento del PIB para 2012 del 0,8 por ciento es “prudente” dada la evolución positiva de la economía canaria en 2011 que subirá cerca del 1 por ciento frente al 0,4 por ciento que se estimó el año pasado.

Además, las transferencias del Estado se han presupuestado con criterio prudente para no generar desfases difíciles de asumir en el futuro, sostuvo el consejero, quien defendió que “hay austeridad y reducción en los gastos generales para la ejecución de políticas en cada departamento”.

Los presupuestos se orientan al gasto social dentro del compromiso firme en el cumplimiento del déficit en el límite del 1,3 por ciento del PIB, dijo el consejero.

Contra la crisis, el Gobierno de Canarias prima la sanidad, la educación, las políticas sociales y el apoyo a las empresas para reactivar la economía, según González, todo ello sin elevar los impuestos, aunque sí el endeudamiento en 279 millones de euros.

Garantizó que no se pretende la confrontación con el Gobierno de España, sino preservar el gasto social.
El portavoz del grupo Mixto, Román Rodríguez, de Nueva Canarias, compartió con el Gobierno las líneas generales de gasto, pero consideró que los ingresos consignados en los presupuestos son excesivamente optimistas, y se mostró convencido de que la realidad se impondrá desde el primer trimestre de 2012 y hará necesarios más ajustes.

Igual que no se cumplirán los ingresos, tampoco lo harán las previsiones de crecimiento económico ni de desempleo realizadas por el Gobierno de Canarias, que serán más negativas de lo anunciado, advirtió Rodríguez.

También subrayó que el gasto en servicios públicos y en inversión en Canarias es inferior a la media nacional, porque hay un déficit en financiación del Estado de 500 millones de euros anuales, afirmó.

El representante del grupo Mixto abogó por aumentar los ingresos mediante un aumento de los impuestos realizado “de forma selectiva e inteligente, sin afectar a la economía ni a las rentas del trabajo”, y sugirió aumentos en el IGIC, además de luchar contra el fraude fiscal.

El portavoz de CC, José Miguel Barragán, explicó que son los presupuestos que se pueden hacer por la realidad socioeconómica que vive el Archipiélago, y por eso “es imposible que gusten” porque no se puede contentar a todos.

Va a seguir habiendo “recortes dolorosos”, no se puede hacer demagogia, no se puede gastar igual que hace años, dijo Barragán, quien admitió que las cuentas se han realizado en medio de una gran incertidumbre sobre las previsiones económicas.

Para equilibrar los ingresos hay que recurrir de nuevo a deuda pública, indicó Barragán, quien advirtió de que subir los impuestos no sirve para reactivar la economía.

José Ignacio Álvaro, del PSOE, dijo que estos presupuestos puede que no sean los deseables, “pero la coyuntura económica manda” y responden “a las necesidades” en la medida de lo posible.