X
LA INCIDENCIA DE LA CRISIS EN LA SANIDAD >

El presupuesto aumenta, pero bajan las inversiones

   

DIARIO DE AVISOS – AGENCIAS | Santa Cruz de Tenerife – Las Palmas

Aunque se dieron a conocer hace dos semanas, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias presentó ayer oficialmente el desglose de sus partidas incluidas en proyecto de Ley de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2012. La cantidad total del área asciende a 2.471 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,7% respecto al actual ejercicio.

Sin embargo, este crecimiento no se refleja en los capítulos I y VI -gastos de personal e infraestructuras-, que descienden un 3,6% y 26,7%, respectivamente. A pesar de ello, la consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, aseguró que “no habrá despidos ni recortes salariales” para la plantilla orgánica del SCS, es decir, funcionarios e interinos.

La partida sanitaria representa un 38,89% del presupuesto total de la comunidad y se reparte entre el Servicio Canario de Salud (SCS) y el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia (ICHH). En total, el presupuesto total del SCS se cifra en 2.586 millones de euros, una cantidad superior a la de la propia Consejería porque, además de los fondos del propio presupuesto canario, cuenta con los fondos de cohesión del Ministerio de Sanidad e ingresos propios de la facturación a terceros, como compañías de seguros, etc.

Al respecto, Brígida Mendoza dejó claro que, en un escenario de enorme dificultad, no sólo para Canarias sino para el conjunto de Europa, se ha apostado por unos presupuestos “responsables” y “coherentes”. “El Gobierno de Canarias sigue realizando un importante esfuerzo para que la crisis no haga mella en los colectivos más vulnerables, en la gente que tiene problemas”, arguyó Mendoza, quien denotó que el marcado carácter social de los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el año 2012 “se visualiza aún más” al salvaguardar un servicio público esencial como es la sanidad, “protegiendo este núcleo básico de los servicios esenciales, al incrementar la partida presupuestaria un 2,7%”.

Con este incremento, el Ejecutivo autonómico apuesta por la sostenibilidad del sistema sanitario en el Archipiélago, “desde las premisas de la eficacia y la eficiencia”, incidió la consejera.

Según la responsable del departamento, el presupuesto de la Consejería de Sanidad para 2012 asegura la financiación de sus organismos autónomos (Servicio Canario de la Salud e Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia), así como la de la empresa Gestión de Servicios para la Salud y Seguridad en Canarias (GSC), la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias (Essscan), la Fundación Canaria de Investigación y salud (Funcis) y la Fundación Canaria Rafael Clavijo para la investigación biomédica (FRC).

Fomento de las TIC

Con estos Presupuestos, además, la Consejería continuará implementando los avances tecnológicos y fomentando las tecnologías de la información y comunicación (TIC), así como los múltiples programas de fomento de hábitos saludables de vida -con lo que ello conlleva en prevención de patologías- o los programas de cribado, como el de cáncer de mama. Así, la consejera destacó “la importancia primordial de la asistencia sanitaria, cuyo peso relativo en el presupuesto de la Comunidad Autónoma para el próximo ejercicio es del 99,23%”.

Garantizar pagos

Con este presupuesto, sostuvo la consejera, “se hace un esfuerzo para garantizar el pago a proveedores y el gasto de las oficinas de farmacia, con el objetivo de dar estabilidad económica a la totalidad del sector y los puestos de trabajo que éste genera, y no sólo a los de contratación directa. El incremento descontrolado de la deuda pública comprometería, a su vez, nuestra capacidad de endeudamiento futuro. Por tanto, debemos ser capaces de combinar prestación con gasto público aceptable en estas situaciones, de forma solidaria y responsable”, subrayó Brígida Mendoza, quien explicó que, el capítulo de gastos corrientes y por servicios se incrementa un 3,93% respecto al presupuesto de 2011, potenciando la Atención Primaria como “puerta de entrada” al sistema sanitario y asegurando la compra de los suministros necesarios para el mantenimiento de la actividad asistencial de todos los centros.