X
POLÍTICA > PRESUPUESTOS 2012

El presupuesto del Parlamento regional de 2012 se reduce el 1,9%

   

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El presupuesto inicial de 2012 destinado al Parlamento de Canarias se reduce en un 1,9%, al pasar de los 26,2 millones de euros en 2011 a 25,7 millones de euros para el próximo año. El descenso no sólo afecta al presupuesto global de la Cámara, sino que también se reducen las partidas destinadas al Diputado del Común, al Consejo Consultivo de Canarias y a la Audiencia de Cuentas, según la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno regional.

En el presupuesto inicial de 2011, el Parlamento regional no incluyó los gastos de personal (englobados en el capítulo 1) ni los gastos corrientes (que integran el capítulo 2) en las partidas destinadas a estas tres instituciones, informó esta Consejería. Sólo incluyó como partidas desglosadas las destinadas a inversiones reales, agregó. Los gastos del capítulo 1 y 2 estaban dentro de los servicios generales del Parlamento, que ascendían a 25,7 millones de euros, especifica este departamento gubernamental.

Sin embargo, en el presupuesto inicial de 2012, la Cámara regional, continúa, ha desagregado estos gastos y los ha incluido en cada sección correspondiente del Parlamento, por lo que suben considerablemente respecto al año anterior mientras disminuye también considerablemente la partida de servicios generales, que pasa de 25,7 millones en 2011 a 15,7 millones de euros en 2012, un 38,8%.

Este es el motivo, según la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad, por el que las dotaciones presupuestarias destinadas al Diputado del Común, al Consejo Consultivo y a la Audiencia de Cuentas aparezcan incrementadas en más de un 1.000% en el proyecto de ley de presupuestos de 2012. En 2011, continúa la Consejería, no se incluían los gastos de personal ni los gastos corrientes y sí en el presupuesto del próximo año. Este cambio de criterios a la hora de presupuestar las cuentas del Parlamento, según la Consejería en la materia, hace que las partidas de estas tres instituciones no sean homologables a las de 2011, por lo que no es posible establecer comparaciones.