X
CONSEJO DE GOBIERNO >

El Gobierno plantea avalar a las farmacias hasta enero de 2012

   

El nuevo presupuesto traerá el pago de la deuda, asegura el Ejecutivo regional. / DA

BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias se plantea avalar a las farmacias hasta el próximo mes de enero, cuando entrará en vigor el presupuesto de 2012, que el Parlamento regional prevé aprobar el próximo 27 de diciembre. Con esta medida, el Ejecutivo retrasa el pago de la deuda de los gastos farmacéuticos de los últimos cuatro meses de este año y evita que estos establecimientos tengan problemas financieros. El Ejecutivo asegura que el resto de los proveedores de la Comunidad Autónoma tiene garantizado sus pagos y que se descarta un cierre anticipado de los presupuestos de 2011.

Estas medidas y afirmaciones fueron expuestas por el portavoz del Gobierno, Martín Marrero, al término de un Consejo, en el que se dio cuenta del gasto farmacéutico del pasado mes de octubre. La factura ascendió a 38,01 millones de euros, un 10,03% menos que en octubre del pasado año.

Pero a esta deuda con las farmacias se le suma la del pasado mes de septiembre, que se eleva a unos 37 millones de euros, que el Ejecutivo no ha pagado y que es motivo de negociaciones entre las consejerías de Economía, Sanidad y los dos colegios profesionales de la Comunidad Autónoma.

Una situación excepcional, según Marrero, derivada del “escenario presupuestario existente”, lo que ha obligado a los titulares de las consejerías antes mencionadas, Javier González y Brígida Mendoza, a negociar con los citados colegios profesionales “una solución puente hasta enero” cuando la Consejería de Sanidad ya podrá comenzar a gestionar los presupuestos de 2012.

El portavoz reconoció que una de las soluciones pasaría por avalar a los establecimientos farmacéuticos con el fin de “evitar su estrangulamiento” financiero. Marrero aseguró que “no hay el más mínimo riesgo” de desabastecimiento y que el pago al resto de los proveedores de la Administración canaria está garantizado. Un situación, continuó, que hace innecesario tomar la decisión de cerrar anticipadamente el presupuestos de 2011, como ocurrió el pasado año.

Por otro lado, el portavoz del Gobierno, al ser cuestionado por la petición de los sindicatos mayoritarios de Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, para rescatar el impuesto de Sucesiones y Donaciones, respondió que “no está” en el proyecto de ley aprobado por el Ejecutivo. Esta solicitud de las centrales sindicales implicaría la recaudación de 279 millones de euros, según las estimaciones del coste de los beneficios fiscales de 2012 incluidas en los presupuestos aprobados por el Gobierno y que ahora están siendo tramitados en el Parlamento.

La única posibilidad que tienen CC.OO. y UGT para sacar adelante esta medida es que los grupos que apoyan al Gobierno, el de CC-PNC-CCN y el PSC, accedan a su petición. El proyecto de ley presupuestario se aprobará definitivamente en el último pleno de este año, previsto para el 27 de diciembre. Una semana más tarde de lo habitual.