X

El retraso en la renovación del Posei crea inseguridad en los plataneros

   

M. F. | Santa Cruz de Tenerife

El cambio del pleno del Parlamento Europeo a principios del primer trimestre de 2012 para tratar la revisión del Programa de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad (Posei) creará incertidumbre en el sector platanero, “ya que no sabremos la postura de Europa al respecto y no sabremos a qué atenernos”, explicó el presidente de la Asociación de Productores Europeos de Bananas (APEB), Leopoldo Cólogan.

El Parlamento debía estudiar la renovación del Posei, que incluye un aumento de la ficha financiera de 70 millones de euros para todas las RUP, para así llegar a los 723 millones de euros (de los que el Archipiélago canario recibiría 30 millones) a principios del próximo mes de enero. Esta semana se ha decidido posponer dicha sesión para inicios del año que viene. “Nosotros queríamos empezar el año sabiendo la postura de Europa con respecto a este asunto, pero tendremos que esperar”, señaló Cólogan.

Por su parte, el eurodiputado canario del Partido Popular, Gabriel Mato, reprochó ayer en una carta al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y a la Presidencia Europea, que este semestre ocupa Polonia, su “falta de interés” para negociar las mejoras en las ayudas que recibe Canarias por su condición de insularidad.

Mato muestra su “perplejidad” por el retraso de las negociaciones para una mejora que, según señala el eurodiputado, debería ser aplicable desde enero de 2012. Además considera “inexcusable” el aplazamiento de las negociaciones para lograr un consenso entre las partes y considera “inadmisibles” las razones que argumentan las instituciones europeas para el retraso.

Según el eurodiputado canario, Bruselas justifica que no se aborde la cuestión del Posei todavía porque ve necesario primero cerrar otros acuerdos sobre otros reglamentos que afectan a la Política Agraria Común (PAC).

“No puedo más que lamentar que se utilicen esos argumentos para retrasar las negociaciones”, afirma para concluir solicitando que se “haga todo lo posible” para impulsar este asunto. El retraso no pone en peligro ni la aplicación ni la financiación actual del Posei, pero sí demora la aplicación de las mejoras que el Parlamento quiere introducir.