X
FORO DIARIO DE AVISOS > LOS RECORTES EN CULTURA

El sector cultural, hundido por el recorte

   

Carmelo Rivero (i) fue el moderador del debate llevado a cabo en la sede de Cajasiete en la capital. / JAVIER GANIVET

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

El severo recorte infligido a Cultura en el próximo Presupuesto canario, remitido por el Gobierno al Parlamento, que ha desatado un revuelo en el sector, era una medida evitable con buena voluntad, toda vez que significa un porcentaje “casi inapreciable” para la capacidad de déficit a que está autorizada la comunidad autónoma. Expertos, artistas y empresarios del sector, reunidos por DIARIO DE AVISOS en el primer Foro de actualidad del periódico, en Cajasiete, reclamaron “un trato más justo y racional para un sector que genera empleo efectivo, trabaja sin mirar el reloj y se enfrenta a cierres masivos”.

Los Foros de DIARIO DE AVISOS cuentan con el respaldo de firmas importantes, como Telefónica, Endesa, Binter Canarias y Cajasiete.

Los participantes coincidieron en que de la unión de la Cultura y las políticas sociales en una misma consejería ha salido perdiendo la primera. Prevén, con este Presupuesto “anticultural”, el cierre de las pequeñas y medianas empresas del ramo (unas 3.800 generan en las islas 16.000 puestos de trabajo en la actualidad). Prevén Reunirse con los grupos parlamentarios para plantear posibles enmiendas a los Presupuestos. “Estamos hundidos”, admitieron.

Si la Administración persiste en su idea de que la cultura la financie por entero la iniciativa privada, sin ningún coste para el erario público, “el sector de la Cultura pasará a ser el sector del Ocio para sobrevivir”, señalaron. Los productores sostienen que “sería preferible dejarlo en un presupuesto cero y proceder al desmantelamiento de la Viceconsejería de Cultura, dedicar todo a asuntos sociales y reubicar o racionalizar la plantilla de funcionarios, dado que a nóminas se dedican diez millones y a la actividad propiamente cultural y productiva apenas 800.000 euros”.

“Ni el chocolate del loro”

El catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de la Laguna, José Luis Rivero sorprendió a la mesa al afirmar que el recorte en Cultura contenido en el anteproyecto de Presupuestos de esta comunidad para 2012 (en torno al 64%) “representa apenas el 0,03% del límite de déficit autorizado a las comunidades autónomas para el próximo año, que es del 1,3% del PIB; es una cantidad tan ínfima que no se entiende esta decisión extremadamente dura”.

En otro momento de su intervención dijo que “si se carga su política cultural, significa que para el Gobierno la Cultura ya no es prioritaria, ni secundaria, ni terciaria, es nada.” A su juicio, quitarle a Cultura el 64% no resuelve nada y apenas te da para un cortado”.

El escritor Luis Alemany tomó la palabra para mostrar su estupor, ante el dato revelado por José Luis Rivero, “según el cual, este recorte no es ni el chocolate del loro”. Se refirió a los ámbitos que mejor conoce: el editorial y el teatral. “Desde el punto de vista de rentabilidad material, la Cultura genera puestos de trabajo”, indicó. Alemany considera que el Estado no es que subvencione, “sino que compra las actividades culturales, es el principal cliente del artista en las Islas”.

Confesó la paradoja de haber cobrado varios libros por encargo de la Administración, a sabiendas de que las obras no serán editadas hasta dentro de año y medio. Cuestionó la eficacia de la antigua Socaem (actual Canarias Cultura en Red), como coproductora de montajes teatrales “para luego ofrecer tan solo unas pocas funciones”. Y, finalmente, reclamó el papel que corresponde a artistas libres, productores y Administración. Ésta, en su opinión, ha de mojarse el culo en la producción siempre”. Denostó por igual un exceso de proteccionismo, como de capitalismo salvaje.

La productora Vicky Bastos resumió la crisis a la que se enfrenta la industria cultural tras este tijeretazo: “Es una bajada que se carga el sector. El año que viene mi empresa no es viable. Esto se va a pique y nadie nos ha dado una explicación”. Lamentó las “comparaciones odiosas entre conciertos y hospitales a la hora de justificar las partidas, porque son comparaciones falsas y tratan de echarnos a la gente encima”.

Mal ‘negocio’

Para el músico de Las Palmas Enrique Mateu, “la cultura no es negocio, las empresas son micropymes, es un sector vocacional y muy joven, que fue machacado por el franquismo y lleva a penas 20-25 años de experiencia.” El Gobierno canario ponía hasta el año pasado el 0,78% de sus Presupuestos (Cultura aporta al PIB el 1,74%) y ahora lo deja en el 0,3%, cuando la media europea es del 3%, según informaron.

“Teníamos”, declaró Mateu, “el compromiso del Parlamento de llegar al 2% del Presupuesto para Cultura, pero, conscientes de la crisis, no lo exigimos. Y nos machacan con este recorte demencial, que es un tiro a la nuca.” Además, advirtió del riesgo de que “el propio talento, al que se alude, se resienta, ante la falta de ejercicio y escenario; si se le quita éste, el talento también termina”.

Otra de las voces críticas con la reducción, el cineasta Teodoro Ríos, apostilló a todo lo dicho. “En Sanidad van a la huelga por media hora de trabajo extra. Nosotros, lo sabe el Gobierno, no tenemos horario para sacar nuestros proyectos adelante. Es injusto este trato que se nos da. Cómo puede pensarse que en un espacio tan exiguo, un mercado escaso por definición, no recibamos ayuda pública para cubrir las necesidades culturales de la gente en todas y cada una de las islas. Las más perjudicadas van a ser las islas menores”.

“Nosotros damos cultura y entretenimiento, damos alegría y autoestima a la gente.” Lleva 37 años en esto, según dijo, “desde la época del boom del cine de la Caja, y ahora veo que volvemos al punto de partida, al artista amateur que no puede ser profesional en su tierra”.

En bloque, los participantes en el foro expresaron el malestar entre los empresarios del sector por las declaraciones de la consejera de Cultura, Inés Rojas, dando a entender que “va a acabar con la teta de unos aprovechados subvencionados”.

[apunte]

El ‘modelo’ que desaparece

Sobre el “final del modelo”, al que aludió la consejera, recordaron que “ese modelo moribundo consiste en un Plan Estratégico que iba a ponerse en marcha y en programas de probada utilidad social como Canarias Crea, que llevó fuera de las Islas en 2010 a más de 1.700 artistas canarios; el Canarias Crea Canarias”, que “hace polvo” a numerosos ayuntamientos, porque les niega los viajes entre islas, así como Canarias y la Cultura, Canarias y la Música, Canarias y las Artes Escénicas, Canarias y la cultura tradicional, Canarias y el arte, Canarias y el cine, más de 94 festivales, el Septenio, que sacó al exterior a los creadores canarios, etc.

En este punto, el profesor José Luis Rivero invitó al sector a “no pararse en ese semáforo, porque discutir de subvenciones a estas alturas huelga” y explicó por qué: “Todos los sectores se mueven en tres niveles de financiación: la Administración estimula parcialmente la actividad, alcanza acuerdos con empresas privadas concertadas y éstas últimas invierten lo que corresponda. Así funcionan todos los sectores, la Cultura no es una excepción”.

Se trata de corregir los fallos del mercado, “porque hay bienes y servicios que se ajustan mal al mercado y hay que actuar en ese sentido”.

Un museo y un faro son ejemplos claros de bienes públicos, “pero la Cultura se enfrenta a las limitaciones del mercado y no podría cubrirlo sólo la iniciativa privada”, insistió.

[/apunte]