X
TENERIFE > SUR

El todo incluido se come las pymes

   

Los municipios de Arona y Adeje tienen un tejido empresarial consolidado, al contrario que en los países del Caribe. / NICOLÁS DORTA

NICOLÁS DORTA | Arona

La ocupación turística en el Sur ha subido algo más que un 10%, aunque esto no se traduce en la generación de empleo y beneficios para las pequeñas y medianas empresas (pymes), que ven como la modalidad del todo incluido (TI) en los hoteles se presenta -según afirman comerciantes y empresarios- como uno de los factores que minimiza el consumo en la calle, en los restaurantes y otros negocios del entorno turístico. No piensa lo mismo la patronal hotelera Ashotel, que defiende este modelo como una actividad más de promoción para el destino, válida y en auge.

En Arona existen alrededor de 5.000 pymes comerciales, la mayoría relacionadas con el sector. En Adeje hay actualmente alrededor de 3.000. El presidente de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Adeje, Jordi Esplugas, afirma que el turista tiene generalmente “poco poder adquisitivo”. Si a esto se le suma el hecho de “no salir del hotel”, el beneficio para el comerciante es mínimo, “y no creo que el hotel tampoco gane porque los precios son bajos”, puntualiza.

Alarmante

Según los datos de Esplugas, más de un 30% de la ocupación en los hoteles del Sur ofrecen todo incluido, cuando “un 8% ya es una cifra alarmante para esta modalidad”. “El gasto se genera dentro del hotel, no fuera, y el negocio lo hace el establecimiento y más el turoperador”, añade.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Arona, Antonio Luis Núñez, afirma que esta fórmula es para los destinos que no tienen nada que ofrecer fuera del hotel, “como el Caribe”, dijo. No es el caso de Arona y Adeje, donde la oferta complementaria, fuera del hotel, “sí es importante y hay un tejido empresarial consolidado”, agregó Antonio Luis. A su juicio, los propios hoteleros deben buscar fórmulas para generar negocio sin perjudicar a las pymes.

Igualmente comparte esta opinión generalizada Antonio Sánchez, presidente de la Asociación de Empresarios de Playa de Las Américas y Costa Adeje (Aepaca). “El turismo ha subido pero las pymes siguen sufriendo las consecuencias de la crisis porque no se crean puestos de trabajo y está claro que el TI es uno de los factores que influyen en la bajada de los ingresos de estas empresas ”, añade.

Ashotel afirma que muchos de los hoteles que ofrecen TI no lo hacen todo el año, sino en los momentos de ocupación más baja.

Confirma que se ha producido un incremento del número de turistas que demandan esta modalidad situándose en torno al 18%; produciéndose un incremento del 30% con respecto al año anterior, según los últimos datos de 2010.

Para dar respuesta a esta demanda creciente, algunos hoteles responden incorporando nuevos servicios a los que ya venían ofreciendo, como son la media pensión y las actividades de entretenimiento.

[apunte]

Una opción respetable

Ashotel entiende que es una modalidad totalmente respetable que permite una gestión de costes más pormenorizada en los establecimientos turísticos, especialmente en momentos como los actuales en los que la rentabilidad está más vinculada a una mejor gestión de costes que a una mayor generación de ingresos. “No consideramos que el TI suponga ninguna amenaza para el destino Tenerife por el porcentaje que representa sobre el total de la oferta. Para los turistas que lo demandan se ofrecen distintas alternativas en cantidad y calidad”, afirma Ashotel.

La patronal hotelera asegura que el presupuesto es “muy importante” para muchos turistas, especialmente en los grupos familiares y los que visitan la Isla por primera vez, que quieren controlar exactamente lo que se van a gastar y por eso, en muchas ocasiones, se decantan por el TI.

Según Ashotel, está demostrado que sí gastan en destino, sobre todo en ocio y excursiones, cuyo desembolso en estas partidas supera al de los turistas tradicionales. “El gasto es similar al resto de los turistas que nos visitan en cuanto a la demanda de tratamientos de salud, pero sí es cierto que gastan menos en restauración y en comercios alimenticios. No obstante, su gasto total en destino no es una partida nada desdeñable, especialmente en los referidos a excursiones y ocio”, concluye Ashotel.

[/apunte]