X
elecciones 20N >

Mayoría absoluta amplia del PP y debacle del PSOE

   

DIARIODEAVISOS.COM | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El PP ha vencido de forma aplastante en las elecciones generales, con una mayoría absoluta histórica para su partido de 186 escaños, mientras el PSOE se hunde con el peor obtenido por el partido, al bajar a 110 diputados en el Congreso.

Mariano Rajoy consigue así superar la barrera de los 183 escaños que logró José María Aznar en el año 2000 y, en el lado opuesto, Alfredo Pérez Rubalcaba no llega ni siquiera al suelo del PSOE, los 118 diputados que obtuvo en las elecciones constituyentes de 1977.

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, destacó tras ganar las elecciones que en la situación que atraviesa España, “la más delicada en 30 años”, no cabe esperar “milagros”, pero se ha comprometido a gobernar para todos porque sólo juntos y unidos la crisis quedará olvidada.

El líder del PP expresó su deseo de que el traspaso de poderes se haga de forma “modélica” y anunció su primera actuación: reunirse con todas las comunidades autónomas para coordinar un plan contra la grave coyuntura económica.

Rajoy pronunció estas palabras en una comparecencia ante los medios de comunicación en la sala de prensa de la sede del PP, cuando se había escrutado más del 80 por ciento y las urnas otorgaban a su partido unos 186 escaños.

Por un resultado así, el líder del PP compartió la “legítima satisfacción” por haber triunfado en los comicios, pero su intervención, anterior a la que ha ofrecido desde el balcón de las oficinas del PP a las miles de personas congregadas en la calle, se centró en la responsabilidad que tiene por delante.

“Sé muy bien lo que nos toca, para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada coyuntura que haya tenido España en 30 años, pero desde esta hora digo a todos los españoles que en el compromiso con ellos no sólo no vamos darlo todo, sino que vamos a darlo con todos”, solemnizó el líder de los populares.

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, besa a su mujer, Elvira Fernández, ante los miles de militantes y simpatizantes que se han concentrado para festejar el triunfo de los populares en la sede de la calle Génova, en Madrid. / EFE

Rajoy, al igual que durante la campaña electoral, se mostró convencido de que de estas circunstancias, con el paro alto, la deuda sin suscitar confianza, sólo se podrá salir desde la unidad de los ciudadanos, “todos juntos” y “dando lo mejor” de cada uno.

Por ello, comentó que su actitud como presidente será la de gobernar para todos y “anteponiendo en cada momento el interés general a interés particular”.

Tras hablar con el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, el líder del PP y próximo presidente remarcó “la enorme responsabilidad” que recibe, sobre todo porque España se encuentra en “una hora decisiva”.

“Ante uno de esos cruces de caminos que determinará el futuro del país no ya en los próximos años, sino en las próximas décadas”, añadió Rajoy antes de sentenciar que es en instantes como los actuales cuando debe salir a relucir “el temple de los hombres y de los pueblos”.

Se dirigió con énfasis a los que lo están pasando peor: los que se han quedado sin trabajo, los que no dan con su primer empleo, los que han cerrado el negocio, los que viven de una pensión que “apenas cubre sus necesidades elementales”, e incluso a quienes “sufren la enfermedad y el infortunio”.

Al tiempo que procurará devolver a los españoles el orgullo perdido, ha subrayado que España será decisivo en Europa, en Bruselas y en Francfort, y actuará desde la lealtad y la exigencia. “Seremos el más cumplidor, el más vigilado, dejaremos de ser un problema para volver a ser parte de la solución”, ha apostillado.

Rajoy ha engrandecido la diversidad de la sociedad española, pues es “fuente de grandeza”, y su espíritu para superar crisis como ésta.

Simpatizantes en las inmediaciones en la sede del Partido Popular, esta tarde en la madrileña calle Génova. / EFE

Nuevo Congreso

El panorama que ofrece el nuevo hemiciclo de la Cámara Baja incluye el retorno de la izquierda abertzale, a través de Amaiur, cuyos siete representantes le garantizan grupo parlamentario propio.

Ascenso muy relevante también de Izquierda Unida, que tras una legislatura con sólo dos diputados sube a 11 escaños y se consolida como tercera fuerza política en número de votos, más de un millón y medio.

IU tendrá así grupo parlamentario propio; UPyD se aproxima a ese objetivo al pasar de uno a cinco escaños y conseguir más de un millón de votos, colocándose como cuarta formación parlamentaria.

Por número de escaños en el Congreso, el tercer partido vuelve a ser CiU, que experimenta un notable refuerzo: de diez a dieciséis diputados.

Los nacionalistas vascos del PNV acusan la entrada de Amaiur y bajan de seis a cinco escaños, pese a haber tenido más sufragios que hace cuatro años.

Con tres escaños repiten los republicanos catalanes de ERC; los nacionalistas gallegos del BNG también conservan los dos suyos; y de igual modo Coalición Canaria mantiene sus dos representantes en la Cámara Baja.

Geroa Bai, sucesora de Na Bai, conserva su escaño por Navarra en el hemiciclo.

Además de Amaiur, entran dos nuevas formaciones políticas en el Congreso: Compromís-Equo, con un escaño por Valencia, y el Foro Asturias, con otro diputado por Asturias.

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, besa a su mujer, Elvira Fernández, ante los miles de militantes y simpatizantes que se han concentrado para festejar el triunfo de los populares en la sede de la calle Génova, en Madrid. / EFE

El mayor poder de la historia

Con su victoria de hoy, el PP copa el poder en todas las administraciones, ya que, además del Gobierno de la nación conseguido tras esta jornada, dirige la mayoría de las comunidades autónomas, de las diputaciones provinciales y de los ayuntamientos.

Después de los comicios autonómicos y municipales del 22 de mayo, el PP logró arrebatar a los socialistas sus principales feudos, como las comunidades de Castilla-La Mancha y Extremadura, y la alcaldía de Sevilla, aunque el PSOE también perdió la de Barcelona, ahora en manos de CiU.

En espera de lo que pueda ocurrir en las elecciones andaluzas de marzo, el PSOE gobierna en solitario únicamente en esta comunidad, aunque también preside el País Vasco gracias al apoyo del PP.

Los socialistas gobiernan en coalición en Navarra, con UPN, y en Canarias, con Coalición Canaria, si bien los presidentes de ambas comunidades son de esas formaciones regionalistas.

El PP dirige con mayoría absoluta o con apoyos puntuales las comunidades de Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia y La Rioja, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

No consiguió, sin embargo el gobierno asturiano, que ahora preside el Foro Asturias de Francisco Álvarez Cascos, a pesar de no haber logrado la mayoría absoluta.

Cataluña es la única comunidad que se le resiste al PP, ya que en las últimas elecciones CiU logró arrebatarla Generalitat al tripartito, presidido por el PSC.

Tras las elecciones locales del pasado mes de mayo, el PSOE perdió algunas capitales de provincia tan emblemáticas como Sevilla, Barcelona o San Sebastián, e incluso grandes municipios que habían gobernado desde el inicio de la democracia como el madrileño de Getafe.

Así, el PP gobierna en dos tercios de las capitales de provincia (34) y el PSOE en tan solo 9 de estos consistorios (Zaragoza, Cuenca, Toledo, Soria, Segovia, Tarragona, Lleida, Lugo y Ourense), si bien en la mayoría con apoyo de otros grupos.

Según los resultados de las municipales de mayo, el PP cuenta con 26.507 concejales frente a los 21.776 del PSOE, lo que significa que el partido que lidera Mariano Rajoy gobierna en unos 3.600 municipios de los más de 8.100 que hay en España (el 44,4%), en tanto que los socialistas dirigen unos 2.500 (el 30,8%).

El PP también arrasó en las diputaciones provinciales y está al frente de 26 de las 38 existentes de régimen común. El PSOE preside ocho y CiU las cuatro catalanas.

Con estos resultados, los populares se han hecho también con la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que ahora ostenta el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

El Congreso más plural de la historia

El Congreso que saldrá de las elecciones generales celebradas hoy tendrá al menos siete grupos parlamentarios, a los que habrá que sumar un grupo mixto integrado por otras seis formaciones, lo que supone la Cámara baja más plural de la historia de la democracia.

Hasta ahora, ese récord lo ostentaba el Congreso salido de las elecciones del año 2000, en las que doce formaciones obtuvieron representación parlamentaria.

Escrutado el 90,35 por ciento de los votos, la suma de escaños del PSOE (110) y el PP (186) es de 296, inferior a los 297, 308, 312 y 323 que arrojaron los comicios celebrados en 1996, 2000, 2004 y 2008, respectivamente.

Según los resultados provisionales, tendrán grupo parlamentario propio CiU, con 16 diputados; IU, con 11; Amaiur, con 7; UPyD, con 5; y EAJ-PNV, con otros 5.

Además, han obtenido representación parlamentaria ERC (3 diputados), BNG (2), Coalición Canaria (2), Compromís-Equo (1), Geroa Bai (1) y Foro de Ciudadanos (1), que se integrarán en el Grupo Mixto al no haber logrado el mínimo de cinco escaños necesarios.

En la anterior legislatura, PSOE y PP sumaron 323 diputados y el resto de los partidos se repartió los otros 27 escaños de la siguiente forma: CiU (10), EAJ-PNV (6), ERC (3), IU-ICV (2), BNG (2), Coalición Canaria (2), Nafarroa Bai (1) y UPyD (1).