X
SUCESOS > GRAN CANARIA

Fallece la turista noruega afectada por la explosión de gas en Mogán

   

El Gobierno canario investigará el suceso, que dejó daños y afectó a 23 personas. / EFE

AGENCIAS | Las Palmas de Gran Canaria

La turista noruega de 55 años de edad, que en la mañana del miércoles se vio afectada por la deflagración de gas propano en el hotel Cordial de Puerto de Mogán, en Gran Canaria, y que tenía el 100% de su cuerpo quemado, falleció sobre las 04.50 horas de ayer. Según informaron a Europa Press fuentes hospitalarias, los médicos estuvieron trabajando para salvar la vida de la mujer desde que ingresó, durante las horas centrales del miércoles, en el Hospital Doctor Negrín, aunque finalmente falleció. Por su parte, la otra de las heridas que fue ingresada en el mismo centro hospitalario permanece en la Unidad de Medina Intensiva, en estado muy grave.

Durante la mañana del miércoles, una fuga de gas propano durante la descarga de un camión cisterna en un hotel de Playa de Mogán (Gran Canaria) provocó una deflagración que conllevó un incendio, dejando varios heridos muy graves por quemaduras y una veintena de afectados por crisis de ansiedad.

Ayer tarde, el avión medicalizado del SUC realizó un segundo traslado a la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío en Sevilla. Se trata de una mujer de 40 años que se encontraba ingresada en el Hospital Insular con quemaduras en el 70% del cuerpo. Unas horas antes, el miércoles por la noche, se había trasladado a una mujer de 28 años al mismo centro hospitalario. El pronóstico de ambas es muy grave. El médico y el enfermero del avión medicalizado del SUC se hicieron cargo de la paciente de origen a destino, acompañándola en todos los desplazamientos. Son estos especialistas los que asistieron a la afectada en la ambulancia medicalizada que la recogió en el Hospital Insular, para hacer la transferencia al avión.

Posteriormente, ya en Sevilla, también acompañaron a la paciente en la ambulancia que la esperó en el aeropuerto, hasta su ingreso en la Unidad de Quemados del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Por su parte, la viceconsejera regional de Industria y Energía, Francisca Luengo, aseguró ayer que, pese al siniestro vivido, “las instalaciones hoteleras de Canarias son de primera categoría y no tienen problemas de seguridad, sino todo lo contrario”. Luengo, que transmitió en nombre del Ejecutivo el pésame a la familia de la turista fallecida en el suceso, deseó una rápida recuperación para los cinco trabajadores heridos por quemaduras. Reiteró que los hoteles canarios “están al día en sus instalaciones gasísticas, industriales y de todo tipo”. En su opinión, no hay por qué alarmarse por lo ocurrido, y comentó que acudió a sus instalaciones y comprobó, a través de las apreciaciones preliminares de los técnicos que, en principio, las instalaciones gasísticas están en plenas condiciones de seguridad, salvo el núcleo donde tuvo lugar la explosión.

[apunte]

Sin precinto

“Todavía no tenemos informes oficiales emitidos por órganos de control autorizado, que son los que se conocen por OCA”. Según ella, la Consejería de Industria no ha ordenado el precinto de las instalaciones de gas del hotel.

Sobre este aspecto La investigación abierta a analiza dos escenarios: que la manguera que conectaba el camión cisterna al tanque de propano del establecimiento estuviera mal conectada o que hubiera algún problema en el conducto del gas. Así señaló ayer a Efe el director de Cordial Canarias, Nicolás Villalobos. “Algo salió trágicamente mal en ese momento y no seré yo quien busque culpables entre la empresa suministradora (Disa), la de mantenimiento de las instalaciones o si la línea se encontraba en condiciones”, apuntó.

[/apunte]