X
ECONOMÍA >

Ganadería deja sin subvención al 93% de las peticiones de 2011

   

ROMÁN DELGADO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Malos tiempos para enriquecerse, malos tiempos para recibir, malos tiempos para dar, malos tiempos para esperar apoyos públicos… La crisis está en todas las esquinas, y una de estas esquinas es la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, donde la escasez de recursos propios, del erario de la Comunidad Autónoma de Canarias, impide dotar las líneas de apoyo público como el sector productor reclama.

No hay un euro y, debido a ello, por sólo poner un ejemplo de los múltiples que se dan, día tras día, en la Administración autonómica, la dirección general de Ganadería sólo ha podido destinar este año, con cargo a los presupuestos de 2011 y 2012 a modernización y primera instalación en el subsector pecuario local, la mísera cantidad de 607.263 euros, el dinero vinculado a las cuentas de 2011, más 662.000, que ya serán del presupuesto de 2012.

La escasez dineraria y la presión que ha habido para conceder el máximo de recursos a las actividades avícolas de puesta, que, a partir del 1 de enero de 2012, deben, según dicta la Directiva 1999/74/CE (de obligado cumplimiento), cambiar (las granjas que ya no lo han hecho, aunque son pocas en Canarias las que han aprovechado el tiempo concedido de más de diez años para adaptarse) las jaulas hasta esa fecha permitidas por otras acordes a las nuevas normas de bienestar animal. Este hecho, unido a los pocos recursos disponibles, ha forzado que Ganadería resolviera la convocatoria de subvenciones para la modernización de explotaciones ganaderas de 2011 con sólo 11 apoyos concedidos a explotaciones que no son avícolas de puesta. De éstos seis han decidido iniciar la actividad este año.

Ello implica que sólo cuatro peticiones de modernización han sido atendidas para casos de ganaderos que ya desarrollaban la actividad en el momento de la publicación de la orden de convocatoria de 2011. Recordar que la orden equivalente para agricultura no salió este año por falta de fondos canarios.

[apunte]La avicultura de puesta en Canarias se ha olvidado de hacer su tarea y ha llegado al filo del 1 de enero de 2012 sin adaptarse a la Directiva 1999/74/CE. Ahora, la presión ha sido brutal en la Consejería de Agricultura y, como resultado, la convocatoria de modernización diferenció una partida para que se procediera con ese cambio.
Y hay que decir que, o hay cambio, o la producción de huevos se tendrá que hacer con las gallinas fuera de las jaulas que no están adaptadas a las normas. Es decir, que, si no se cambian las jaulas no aceptadas, las granjas tienen que producir huevos de corral. No hay otra.
Esta situación forzó que la dirección general de Ganadería haya optado por destinar 1,5 millones en cuatro años (2011-2014). Ello implica que las subvenciones que ya se han concedido se pagarán de cuatro veces. Uy, uy… Para el pago de 2011, hay 55.000 euros; para 2012, 500.000; para 2013, otros 500.000, y para 2014, 445.000 (incluso se incluye un ejercicio del septenio 2014-2020, sin Programa de Desarrollo Rural aprobado, lo que indica que muy mal está la cosa). Así ha tenido que hacerlo Ganadería para poder meter en esta reconversión avícola 1,5 millones. Con este caudal, se ha podido atender el 69,23% de las solicitudes presentadas. Han quedado en la lista de reserva, el 30,77%.[/apunte]