X

Granadilla vuelve a provocar una manifestación

   

EFE | Santa Cruz de Tenerife

El puerto de Granadilla, en fase de construcción en el sur de Tenerife, supondrá “tirar al mar” 600 millones de euros porque, al final, será una infraestructura “inútil, un cementerio de buques que causará un daño ecológico irreversible”, según los convocantes de la manifestación que el próximo sábado tratará de que los políticos acaben con esta “locura y esta insensatez”.

La manifestación, promovida por Asamblea por Tenerife y miembros de la comunidad científica y universitaria, se celebrará el próximo sábado 12 de noviembre, a las doce del mediodía, entre la sede de la Autoridad Portuaria en Santa Cruz de Tenerife, en la avenida de Anaga, y la plaza de la Candelaria.

Es un “despilfarro de dinero público que sale de nuestros bolsillos” y que va a afectar inútilmente al ecosistema de los sebadales, de gran importancia ecológica y económica, advirtió el catedrático de Botánica Wilfredo Wildpret, premio Canarias.

Wildpret hizo un llamamiento a los ciudadanos para que se expresen en la calle de forma democrática contra esta “locura y esta insensatez”.

Este catedrático consideró que que el puerto de Arinaga, en Gran Canaria, es una indicador de lo que será en el futuro el puerto de Granadilla si sigue adelante, un “cementerio de buques oxidados, porque será una infraestructura cerrada, sin operaciones, técnicamente inviable por la incidencia constante de los fuertes vientos”.