X
sucesos>

Hallan a una menor desaparecida con dos prófugos

   

Imagen de archivo de dos agentes de servicio. | DA


DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Agentes de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife y del Cuerpo General de la Policía Canaria han trabajado conjuntamente durante varias semanas para esclarecer la desaparición de una menor de edad, J.G., de 15 años, de la que se desconocía su paradero desde el pasado mes de junio. Además de la localización y presentación de la chica ante la Fiscalía de Menores, esta intervención se saldó con la detención de dos hermanos J.J.R.T. y C.B.R.T., de 34 y 30 años, respectivamente. Estos hombres estaban en situación de orden de búsqueda y captura, estando ambos relacionados con hasta ocho robos con fuerza.

La resolución de este asunto ha supuesto un notable trabajo de investigación y seguimiento de los pasos de la menor desde que desapareciera del centro de protección en el que vivía el pasado mes de junio. En las últimas semanas la colaboración entre estos cuerpos policiales se intensificó, al tiempo que la madre de la chica había iniciado una campaña de búsqueda por toda la isla de su hija. Finalmente, ésta fue localizada en el municipio sureño de Granadilla acompañada por C.B.R.T., con el que, al parecer, mantenía una relación sentimental. Junto a ellos se encontraba el hermano del anterior, J.J.R.T., y la madre de ambos P.O.T.R., que también acabó siendo detenida por la presunta comisión de un robo con violencia e intimidación anterior.

La detención de estas personas fue posible gracias a que se averiguó que los dos hombres pensaban acudir a un centro de dispensación de metadona en el municipio sureño de Granadilla de Abona en compañía de la menor y la madre de los dos hermanos.

La labor policial incluyó el seguimiento de redes sociales en las que fue localizada la menor y otras personas relacionadas con ella; la interceptación de diversas cartas manuscritas, gracias a la colaboración de la madre de la chica; varias vigilancias de unas cuevas del barranco de Santos, a la altura del barrio de La Salud, donde estuvo viviendo un tiempo la menor con los dos hermanos; e incluso el trabajo de agentes de paisano.

También se hará responsable de estos hechos a la madre de una amiga de la chica, identificada como M.R.S.R. en cuyo domicilio del barrio de La Salud mantuvo oculta a la joven, dándose la curiosa circunstancia de que esta mujer era una activa colaboradora en la campaña de localización de la niña emprendida por la madre de la menor. En una de las cartas intervenidas, la joven relataba que por la noche se quedaba en la azotea de dicha vivienda y que, por el día, permanecía oculta en el interior de la casa. Además, tras una trifulca entre la menor desaparecida y su amiga, M.R.S.R. puso en la calle a J.G., quien, tras estar varios días deambulando por la zona, entabló relación con C.B.R.T., pasando a esconderse en una cueva del barranco de Santos en la zona baja del vivero municipal. El periplo de la joven siguió hacia otra cueva en la Finca España, en el municipio de La Laguna, y también en la zona de El Fraile, en Arona, donde vive una hermana de C.B.R.T.

La joven J.G. había sido ingresada en un centro de protección de menores en agosto de 2010 y se había fugado el pasado 20 de junio. Desde ese momento, la madre comenzó a buscarla por diversos lugares de la isla, contactando con amistades y diversas personas que conocían a su hija. Además, realizó una campaña de distribución de folletos y fotografías para localizarla.

Precisamente la Unidad de Menores de la Policía Local capitalina entra en el asunto tras entrevistarse con la madre de la chica, activando con ello al resto de los servicios policiales para la investigación preliminar de su paradero en la zona del barrio de La Salud. De todo ello se dio conocimiento a la Policía Canaria para contar con su imprescindible colaboración en este servicio.