X
estados unidos >

Hillary Clinton: “los intereses de EEUU a veces chocan con reformas en Oriente Próximo”

   

EUROPA PRESS | Washington

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, ha afirmado que los intereses norteamericanos a veces chocan con su apoyo a la democracia en Oriente Próximo, pero ha recalcado que las libertades democráticas son la mejor garantía de estabilidad a largo plazo.

Clinton ha reconocido que, en algunos casos, Estados Unidos actúa de manera diferente con los diversos movimientos pro democracia, lo que ha justificado por la variedad de situaciones y por el hecho de que los intereses divergentes en algunas ocasiones obligan a tomar posiciones diferentes.

Así, la secretaria de Estado ha explicado los motivos por los que Estados Unidos participó en la coalición militar para acabar con el régimen de Muamar Gadafi en Libia, mientras que se ha mostrado cauteloso en Siria. La justificación a la intervención en Libia -proteger a los civiles- aparece igualmente en Siria, pero Clinton ha especificado que “en algunos casos, como en Libia, se puede conseguir el apoyo de decenas de países para proteger a los civiles y ayudar a la gente a liberar su país sin la pérdida de una sola vida estadounidense, mientras que, en otros casos, para conseguir el mismo objetivo, hay que actuar a solas, a un mayor coste y riesgos e incluso tropas en el terreno”.

“Nuestras elecciones también reflejan otros intereses en la región con un impacto real en la vida de los estadounidenses, como la lucha contra Al Qaeda, la defensa de nuestros aliados, y asegurar las fuentes de energía”, ha manifestado. “Con el tiempo, un Oriente Próximo más democrático podría facilitar una base más sostenible para alcanzar los tres, pero habrá momentos en los que no todos se alineen. Trabajamos para ello, esa es la realidad”, ha agregado.

Críticas al Consejo Supremo egipcio

En su discurso sobre la respuesta de Washington a los acontecimientos de la Primavera Árabe, Clinton ha acusado implícitamente al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas egipcio de avanzar demasiado lentamente en la convocatoria de elecciones.

“Si, después de un tiempo, la fuerza política más poderosa de Egipto permanece como un cuarto lleno de oficiales no electos, habremos plantado las semillas para un futuro levantamiento. Los egipcios habrían desaprovechado una ocasión histórica. Y también la habríamos desaprovechado nosotros”, ha valorado Clinton.

Asimismo, ha afirmado que Estados Unidos debe estar preparado para trabajar con todos los líderes democráticamente electos, aunque no esté de acuerdo con ellos, incluidos partidos islamistas como Ennahda, que ha ganado las elecciones en Túnez a finales de octubre.

“Lo que los partidos se llaman a sí mismos es menos importante que lo que hacen”, ha apuntado Clinton, que ha recalcado que los partidos que respeten el mandato de la ley, renuncien a la violencia, protejan la libertad de expresión, asamblea y de la mujer, deben ser vistos como actores políticos legítimos.

Por otra parte, Clinton ha subrayado que Washington continuará las “conversaciones sinceras” con aliados de largo recorrido como Bahréin, donde la familia gobernante está aplastando las protestas en el país con la ayuda de tropas saudíes y emiratíes.

“Las detenciones masivas y la fuerza bruta están en contradicción con los derechos universales de los ciudadanos de Bahréin y no harán que los llamamientos legítimos a la reforma desaparezcan”, ha manifestado Clinton. En este sentido, ha alabado que la monarquía bahreiní haya afirmado que llevará a cabo reformas e investigará los abusos que han tenido lugar en el país.

“Intentamos que el Gobierno bahreiní cumpla con estas promesas y solicitamos a la oposición a que responda de manera constructiva para asegurar una reforma duradera”, ha agregado.

SIRIA Y PALESTINA

En otros casos como Siria, Clinton ha argüido que el mensaje ha de ser igual de claro. “Aquellos líderes que intentan retrasar el futuro a punta de pistola deben saber que sus días están contados”, ha apuntado. Además, ha denunciado la “asombrosa hipocresía” de Irán “al respaldar las protestas democráticas en el exterior mientras las reprime en el interior”.

Por último, Clinton ha reconocido que el problema palestino ha irritado a muchos en Oriente Próximo después de que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, haya presentado una solicitud de reconocimiento ante Naciones Unidas, opción que Estados Unidos ya ha anunciado que vetará en el Consejo de Seguridad.

En este sentido, ha recalcado la posición estadounidense y ha defendido que sólo las negociaciones bilaterales entre israelíes y palestinos pueden conducir a un Estado palestino viable que conviva en paz con Israel.

“Sería corto de miras pensar que cualquiera de las partes puede simplemente poner el proceso de paz en pausa mientras estas convulsiones ocurren. La verdad es que, el estancamiento en el conflicto árabe-israelí es un ‘status quo’ en Oriente Próximo que no se puede sostener”, ha apostillado.