X
Al Qaeda >

Internet “no desempeña un papel significativo” en la radicalización de musulmanes para la causa de Al Qaeda

   

EFE | Londres

La red de internet “no desempeña un papel significativo” en la radicalización de musulmanes para la causa de Al Qaeda, según concluye un informe del ministerio de Interior británico difundido hoy.

Este informe -uno de los tres sobre terrorismo encargados en 2009 por el anterior Gobierno laborista- examina las fórmulas más eficaces de captación de reclutas y el perfil de las personas susceptibles a sumarse a causas extremistas.

El estudio reconoce que los contactos sociales son muy importantes para el reclutamiento de militantes, pero no tanto mediante internet como a través de relaciones directas con personas ya involucradas en causas o figuras de autoridad moral.

“Puede parecer sorprendente que internet no desempeñe un papel clave en la radicalización influenciada por Al Qaeda, dado que es el medio de conexión social por excelencia”, señala el documento, que explica que la tecnología presenta obstáculos para la formación de vínculos íntimos.

“Los vínculos personales con agentes radicalizadores, sean estos colegas, activistas encargados del reclutamiento o figuras de autoridad moral, sí desempeñan un papel clave” en la captación de adeptos para causas como la de Al Qaeda, asevera el estudio.

En cuanto al perfil de las personas “vulnerables” a caer en las redes de organizaciones extremistas como la que lideraba Osama bin Laden, los investigadores concluyen que, aunque hay rasgos comunes, no se puede definir un prototipo concreto, ya que ello generaría “muchos falsos positivos”.

Sí puede decirse no obstante que, en general, los más susceptibles a unirse a organizaciones terroristas al estilo de Al Qaeda son jóvenes de entre 15 y 35 años a quienes les cuesta hacer frente a situaciones de estrés o difíciles y que están poco comprometidos con valores morales y reglas convencionales.

También influye, añade el documento, si estos jóvenes se encuentran en un momento “determinante” de su vida, como por ejemplo que acaben de perder el trabajo o hayan perdido a un ser querido en circunstancias traumáticas.

Para prevenir la radicalización, apuntan los expertos, es importante controlar el surgimiento y el acceso a escenarios en los que una figura con autoridad moral pueda influir a gente vulnerable hacia ideologías terroristas.