X
elecciones 20-n >

José Bono advierte que hasta que no se constituyan las nuevas Cortes no se podrán acortar los plazos

   

EFE | Madrid

El presidente del Congreso, José Bono, ha advertido de que hasta que no se constituyan las nuevas Cortes, el próximo 13 de diciembre, no se puede plantear un adelanto o acortamiento de plazos para que pueda celebrarse cuanto antes la sesión de investidura del presidente del Gobierno.

Tras presidir una reunión de la Mesa de la Diputación Permanente, Bono ha dejado claro que la fecha de las sesiones constitutivas del Congreso y el Senado con los diputados y senadores elegidos el domingo viene fijada en el decreto de convocatoria de las elecciones, tal y como establece la Constitución.

Por tanto, esta fecha no puede cambiarse, ya que “hasta que no se constituyan las Cámaras no cabe hacer nada distinto que tenga relevancia jurídica”, ha manifestado a los periodistas.

Otra cosa es que, una vez constituido el Parlamento de la X Legislatura, pueda haber “más prisa o más demora”, ha dicho, en las consultas que el Rey haga con las fuerzas políticas parlamentarias para proponer candidato a la Presidencia del Gobierno.

En cualquier caso, los plazos para la formación de grupos parlamentarios, una vez constituido el Congreso, ya están fijados en el artículo 24 de su Reglamento.

“La constitución de grupos parlamentarios se hará dentro de los cinco días siguientes a la sesión constitutiva de Congreso, mediante escrito dirigido a la Mesa de la Cámara”, reza este precepto.

Por tanto, como la constitución de la Cámara Baja tendrá lugar el 13 de diciembre, el plazo concluye el día 19, y por esta razón el cálculo sobre las fechas de la sesión de investidura apunta a los días 20 y 21 de diciembre.

Otras fuentes de la Mesa de la Diputación Permanente han apuntado hoy a Efe que si existe “voluntad política” sería posible acortar el plazo para formar grupos, pero ello exigiría que ninguna fuerza política pusiera trabas para ello.

Hay dos formaciones que a priori pueden tener problemas para conseguir que la nueva Mesa del Congreso, que tendrá mayoría del PP, les reconozca el derecho a constituirse como grupo parlamentario.

Se trata de la coalición abertzale Amaiur, que aunque tiene siete diputados en el País Vasco y Navarra, en la Comunidad Foral no llega por unas décimas al 15 por ciento de votos exigidos para formar grupo propio, siempre y cuando se tengan al menos cinco diputados.

UPyD, con cinco diputados electos, es la otra formación que no cumple el requisito formal del porcentaje mínimo, porque obtuvo el 4,69 por ciento de los sufragios y en su caso se requiere el 5 por ciento, al haberse presentado en toda España.

Hoy mismo, la Mesa de la Diputación Permanente ha recibido un escrito del partido liderado por Rosa Díez en el cual se pide al Congreso que le facilite copias de las actas de dos reuniones de la Mesa de la Cámara en las que se adoptaron acuerdos relacionados con la constitución de grupos con problemas para reunir los requisitos.

Las actas serán enviadas sin ningún problema a UPyD, que tratará de conseguir una lectura benévola del Reglamento para que pueda disponer de grupo parlamentario propio en el Congreso.