X
el perseguidor >

Julie de Grandy y la literatura cubanoamericana

   

Portada de la obra 'La elección de Salomón' de Julie de Grandy. | DA


MARICEL MAYOR MARSÁN
| Santa Cruz de Tenerife

Hablar de literatura cubanoamericana puede resultar algo prematuro para algunos, pero la realidad es que desde hace más de cuatro décadas hemos observado el fenómeno de una literatura emergente, con estilo propio, temas y géneros literarios diversos, procedente del quehacer fecundo de una generación de escritores cubanos que llegaron muy niños o adolescentes a la nación norteamericana u otros nacidos en los Estados Unidos de padres cubanos.

En la década de los ochenta, las profesoras e investigadoras literarias Silvia Burunat y Ofelia García publicaron el libro Veinte años de literatura cubanoamericana (Tempe, Arizona: Bilingual Press, 1988), estableciendo que, así como la literatura chicana definió a un grupo importante de habitantes en el país, la literatura cubanoamericana merece ser estudiada con atención porque su pujanza es evidente. En particular, es notable el grupo de novelistas de origen cubano que se han destacado en los últimos años en los Estados Unidos.

La mayoría de los escritores cubanoamericanos suelen escribir en ambos idiomas con soltura pero han optado por publicar sus obras originalmente en inglés, con traducciones posteriores al español, llevadas a cabo por ellos mismos o por traductores profesionales, como en el caso de Cristina García, Óscar Hijuelos, Ana Menéndez, Himilce Novás, Achy Obejas, Virgil Suárez y Omar Torres. En algunos casos, la incidencia del Spanglish en la vida cotidiana de los hispanos que viven en los Estados Unidos ha despertado el interés de escritores de este grupo como Roberto G. Fernández, que incorpora esta manera de hablar en el lenguaje escrito de sus novelas. Otros como Julie De Grandy escriben y se solazan en el idioma español, aunque de manera simultánea también lo hacen en inglés, pero prefieren publicar su obra en español primero y luego en inglés. Este es el caso de la novela La elección de Salomón de Julie De Grandy (Miami, Florida: Ediciones Baquiana, 2011), escrita en español e inglés, donde su autora ha favorecido su publicación en español antes que la publicación de la versión en inglés de la misma.

El escritor y crítico literario Gustavo Pérez-Firmat establece en su ensayo titulado “Trascender el exilio: la literatura cubano-americana hoy” que existe una marcada diferencia entre la literatura escrita por emigrados en tres categorías: la literatura de inmigrantes, la literatura del exilio y la literatura étnica. Según el profesor Pérez-Firmat la literatura producida por los escritores cubanoamericanos se encuentra entre lo que él define como literatura étnica porque corresponde a un grupo muy particular con su propia riqueza estructural y temática. La literatura cubanoamericana no se puede clasificar como literatura del exilio porque no muestra ese apego a la cultura de origen que es tan evidente en otros autores cubanos que llegaron como adultos al exilio. Tampoco tiene puntos tangenciales con la de los narradores formados dentro de la cultura de la revolución, que han llegado en fechas más recientes, porque los autores cubanoamericanos se han educado básicamente en escuelas e instituciones norteamericanas y sus patrones culturales son distintos, aparte del dominio que poseen de la lengua inglesa. Eso no quiere decir que en la obra de autores cubanoamericanos no existan las referencias a Cuba, a las costumbres de sus padres y abuelos, a lo aprendido en el hogar y, por supuesto, la curiosidad insaciable por sus orígenes como en el caso de cualquier ser con capacidad creativa.

Uno de los pocos factores comunes entre la novela escrita por cubanoamericanos y la novela escrita por autores de la diáspora, que han sido educados en la Isla durante el proceso revolucionario, es la tendencia al erotismo. Quizás, esto corresponda a un rasgo característico de la contemporaneidad, más allá de los límites nacionales.

La elección de Salomón es una novela que exuda postmodernismo por los cuatro costados. Su autora, sin proponérselo, forma parte del grupo de novelistas cubanoamericanos que han logrado vencer las barreras fronterizas de la literatura para adoptar como suyos los temas y los espacios de la nación que los ha adoptado o los ha visto crecer en la mayoría de los casos. En el tema central de esta ficción se mezclan las pasiones soterradas de los personajes con el suspenso de la trama, las diversas estructuras familiares y de pareja que abundan en la sociedad actual, las tensiones, los chantajes, las mentiras, el verdadero amor a los hijos y la genuina solidaridad humana, llevando al lector en un viaje intenso por diversas ciudades de la geografía norteamericana, desde Miami a Nueva York, pasando por Gainesville, Nueva Orleáns y Palm Beach.

La novela La elección de Salomón es una novela que atrapa al lector y no lo deja abandonar el libro hasta el final. Es una novela para ser leída, pensada, discutida y analizada. Incluso, es una novela que podría llevarse al cine por su capacidad dramática y riqueza de tópicos. Julie De Grandy ha sabido plasmar, en la cosmogonía del universo de sus personajes, centrales y secundarios, un drama de gran intensidad.

Julie De Grandy es actriz, dramaturga, novelista, ensayista, poeta, compositora y cantante. Nació dentro del seno de una distinguida familia artística cubana. A la edad de 6 años, se exilia con su familia en México y posteriormente va a vivir a los Estados Unidos. Comenzó su carrera artística a los 14 años de edad como actriz. Desde entonces ha representado obras en inglés, castellano y francés. Como dramaturga ha escrito más de 30 piezas teatrales -entre obras y monólogos- trece de las cuales se han representado en Argentina, España, Estados Unidos, México, Panamá y Venezuela. Ha sido productora, escritora y actriz de televisión, además de ser locutora y prestar su voz para el doblaje de series y programas al castellano, al inglés y al francés. Ha publicado el libro de poesía: Sentimientos de Almas Vivas (España: Editorial Amykasa, 1990). Ha publicado los libros de ensayos: La Generación Puente (Estados Unidos: Editorial Arenas, 1992); y Quiero ser escritor (España: Nuevos Escritores, 2005). Su obra forma parte de varias antologías de poesía y teatro en Argentina, España y Estados Unidos. En la década de los 80 vivió en Madrid. Durante sus años en España, viajó extensamente por el país y por Europa, adquiriendo en estos viajes la inspiración para su primera novela Enigma de pasiones (España: Éride Editorial, 2002). En la actualidad reside en Miami, Florida.

La elección de Salomón es su segunda novela.