X

Kiko, tres semanas de baja

   

Martín Travieso | Santa Cruz de Tenerife

Las pruebas médicas a las que ayer se sometió Kiko Ratón diagnosticaron que el delantero estará tres semanas de baja, por culpa de una microrrotura en los isquiotibiales.

El portuense, que se sometió a una resonancia magnética, ya se perdió el choque del pasado fin de semana ante el Leganés y es seguro que tampoco estará ante el Toledo y el Celta B. La duda reside en conocer si llegará a tiempo para enfrentarse al Lugo, el actual líder de la Segunda División B. Todo dependerá de la evolución que tenga el futbolista, tal y como confirmó ayer el club a través de un parte médico.

El otro lesionado es Ritchie Kitoko, al que se le realizó una ecografía mediante la que se descartó la rotura muscular de su adductor de la pierna izquierda. Aún así, el centrocampista congoleño sufre una contractura en dicha zona.

Su concurso en el partido del próximo domingo en el Salto del Caballo es dudoso, aunque el jugador tiene buenas sensaciones y espera estar disponible para Antonio Calderón.

De hecho, ya se encuentra mucho mejor, aunque sigue padeciendo algo de dolor, como el mismo confirmó en la tarde de ayer a DIARIO DE AVISOS. “Me duele, pero todavía hay tiempo para recuperarse. Creo que sí podré jugar”, dijo el mediocentro, que se temió lo peor cuando se lesionó el pasado sábado. “Esperaba que fuera algo más. Ya me había lesionado la temporada pasada en la misma zona, en la semana previa al último partido de Liga. Cuando me lesioné sentí un pinchazo igual que aquel día, por lo que me temí que me hubiese roto igual. Tuve la misma sensación”, explicó el internacional belga, que también esperará a ver la evolución de los próximos días para saber si llega a tiempo a medirse al Toledo.