X
italia >

La Cámara de los Diputados aprueba las medidas exigidas por la UE y sentencia la dimisión de Berlusconi

   

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sale de su residencia en Roma. | EFE

EUROPA PRESS | Roma

La Cámara de los Diputados italiana ha aprobado este sábado la Ley de Estabilidad de Presupuestos de 2012, que contiene las medidas exigidas por la Unión Europea, sentenciando así la dimisión del primer ministro, Silvio Berlusconi, quien prometió renunciar al cargo después de ratificar las medidas en el Parlamento.

Las medidas han sido aprobadas por 380 votos a favor, mientras que el Partido Democrático no ha participado en la votación. El partido de Berlusconi, Pueblo de la Libertad ha ovacionado al ‘Cavaliere’ en su entrada en la Cámara de los Diputados y le han gritado “¡Silvio!, ¡Silvio!”, como gesto de apoyo ante su inminente dimisión.

No obstante, inmediatamente después, los diputados del partido de Berlusconi han mostrado signos de desaprobación y han gritado “¡Traidores!” a los diputados del grupo Mixto que este mismo sábado han abandonado el partido y que el pasado martes dejaron a Berlusconi sin mayoría en el Parlamento, lo que provocó que el ‘Cavaliere’ anunciara su dimisión.

El parlamentario, Roberto Antonione, uno de los diputados que abandonaron al ‘Cavaliere’, ha asegurado que su comportamiento ha sido “leal” y que tan sólo aseguraron que un Gobierno “sin mayoría” no podía gobernar.

Después de la votación, Berlusconi ha celebrado su última reunión como primer ministro con su gabinete y posteriormente se dirigirá al Palacio de la Presidencia, el Quirinale, para presentar oficialmente su dimisión ante el Presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Este domingo, Napolitano comenzará la ronda de contactos con las fuerzas políticas y sociales para configurar un nuevo Ejecutivo de emergencia, probablemente liderado por el excomisario europeo, Mario Monti, que se perfila como favorito entre los partidos y que mantiene el apoyo del mismo Napolitano para presidir un Gobierno de tecnócratas que saquen a Italia de la crisis económica que atraviesa.

Los únicos partidos que han recelado del nombramiento de Monti han sido Liga Norte y algunos diputados del partido gubernamental, Pueblo de la Libertad, que pretendían conseguir que liderase el Ejecutivo alguien de sus filas. También el partido Italia de los Valores se ha mostrado contrario a Monti en un principio, aunque posteriormente su líder, Antonio Di Pietro ha afirmado que tendrán que ver la configuración de este Gobierno para poder confirmar su apoyo.

[apunte]


Numerosas personas, entre ciudadanos y turistas, se reúnen en Roma, a la espera de la dimisión de Berlusconi

Numerosas personas, entre ciudadanos y turistas, se reunieron hoy ante las sedes del Parlamento y de la Presidencia del Gobierno en Roma, para asistir a una jornada histórica en la que Silvio Berlusconi podría dimitir.

A lo largo del día, los alrededores del Palacio de Montecitorio (Cámara Baja) y del Palacio Chigi fueron llenándose de personas que quisieron manifestar sus opiniones sobre la situación política.

Varios ciudadanos portaban pancartas en las que se podía leer “Gracias, Giorgio”, dedicadas al presidente de la República, Giorgio Napolitano, y “¡Por Fin!”, así como gritos de “Dimisiones, dimisiones”, dirigidas a la clase política en general.

Entre las personas congregadas, se encontraba la anciana Anarella, de 85 años y muy conocida últimamente en Italia por un enfrentamiento televisado con el ministro y líder de la Liga Norte, Umberto Bossi, en el que llegó a decirle que estaba en Roma “chupando del bote”.

Anarella prometió regalar un puro a Umberto Bossi, “el último que se fumará como ministro”, y emborracharse públicamente apenas se consumase la dimisión de Silvio Berlusconi.

Se espera que Berlusconi dimita tras la aprobación de la Ley de Presupuestos de 2012, que incluyen las medidas exigidas a Italia por la UE, tras lo que está previsto que informe a sus ministros de su renuncia, para después subir al Palacio del Quirinal, sede de la Presidencia de la República para presentar su dimisión a Napolitano.

[/apunte]