X
sucesos >

La CEOE cree que los Presupuestos para 2012 “no constituye un paso en la dirección adecuada”

   

EFE | Santa Cruz de Tenerife

La CEOE de Santa Cruz de Tenerife ha opinado que el proyecto de ley de Presupuestos Generales de Canarias para 2012 “no constituye un paso en la dirección adecuada” y se trata de unos presupuestos “de transición” que “no atacan los problemas estructurales del gasto público”.

Así lo ha indicado la patronal de Santa Cruz de Tenerife en su informe sobre la coyuntura económica en el tercer trimestre de este año, en el que augura que la economía canaria crecerá en 2012 apenas un 0,6 y la española, un 0,5 por ciento.

En su informe la CEOE asegura que el Gobierno regional ha elaborado el proyecto de presupuestos para 2012 “esperando que una posible recuperación económica futura permita reducir el déficit corriente sin ajustar los gastos”.

De esta manera, prosigue, se financian gastos corrientes con deuda pública, se reducen las inversiones y se incrementa sustancialmente la deuda.

La Comunidad Autónoma, agrega, continúa sin adaptar sus gastos corrientes a la nueva situación económica producto de la crisis y los ajustes han venido por el lado de la inversión y el incremento de deuda pese a que, advierte, “la sostenibilidad presupuestaria en el medio plazo sólo puede ser asegurada por un proceso doloroso pero necesario de consolidación fiscal”.

“Los maravillosos datos fiscales entre 2001 y 2008 fueron del todo coyunturales y no deben hacernos pensar que podemos saltarnos dicho proceso. La mayor parte del mismo tendrá que venir por parte del gasto, en especial afrontando el problema del personal de las administraciones públicas que tanto en número de empleados como en subida de salarios, ha presionado sobremanera en las cuentas públicas”, afirma.

En cuanto a la economía canaria, la CEOE estima que el PIB del tercer trimestre del año experimentará un crecimiento del 1,2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Este incremento es fruto fundamentalmente de la recuperación de la demanda externa espoleada por el turismo, ya que el consumo interno experimenta una recaída en el trimestre y la inversión experimenta una fuerte caída.

Añade que la recaudación por IGIC experimenta en el tercer trimestre del año una caída del 11,7 por ciento respecto al mismo período de 2010, y del 5,0 por ciento si se compara con el trimestre anterior.

Agrega que la construcción continúa con su caída y las viviendas iniciadas en el primer semestre del año apenas ascienden a 721 unidades, con una caída del 19,8 por ciento, y las terminadas caen un 43,4 por ciento.

La licitación de obra pública cae igualmente un 60,95 por ciento. durante los ocho primeros meses del año.

El único aspecto positivo en el sector, según la CEOE, viene del aumento en un 17 por ciento de los visados de dirección de obra nueva, mientras que los de la dirección de obra de uso residencial, la más intensiva en mano de obra, aumenta un 78 por ciento, en lo que constituye el primer indicio de cambio de signo en el sector, aunque sus efectos no se dejarían sentir hasta 2012.