X
tráfico aéreo >

La Comisión Europea alaba las medidas tomadas por España para garantizar la seguridad aérea

   

EFE | Bruselas

La Comisión Europea (CE) se mostró hoy satisfecha con las medidas tomadas por España para garantizar la seguridad en las aerolíneas tras la detección de problemas en la revisión de ciertas aeronaves, e instó al país a no hacer recortes en este campo pese a la crisis económica.

La portavoz de Transporte de la CE, Helen Kearns, alabó las “acciones muy concretas” tomadas por España “dirigidas a realizar el trabajo correctamente”, durante la rueda de prensa celebrada con motivo de la actualización de la “lista negra” de aerolíneas que tienen prohibido volar en Europa por motivos de seguridad.

Kearns recordó que en el Ejecutivo europeo pidió a varios Estados miembros que “no tomaran ninguna medida paso que pusiera en riesgo el alto nivel de seguridad que es necesario” en el sector de la aviación, especialmente en cuestiones de presupuesto.

En concreto, el pasado mes de abril lanzó una advertencia a España y Alemania tras detectar “primeros signos” que apuntaban a malas prácticas en la revisión de aeronaves de pequeño tamaño para el transporte privado de pasajeros.

En relación a los problemas detectados en España, Kearns señaló que “cuando el dinero está muy justo, es muy tentador tratar de hacer recortes y ahorrar dinero, pero al mismo tiempo, hay un nivel mínimo que necesitan todas las autoridades competentes para poder hacer su trabajo”.

Kearns aseguró que la CE ve “esfuerzos renovados” en países como España, Francia, Alemania e Italia, aunque insistió en que “incluso en tiempos difíciles desde el punto de vista presupuestario, la seguridad no es el lugar donde hacer recortes”.

La CE informó en un comunicado de que está dispuesta a ofrecer apoyo a los países miembros y de que la Agencia Europea de Seguridad Aérea efectuará unas misiones de asistencia a varios países para asistir a las autoridades competentes en esta tarea.

La detección de estos problemas en España coincidió con el accidente, el pasado 10 de febrero, de un avión del tipo “Fairchild Metroliner” de 18 plazas alquilado a la compañía aérea española Air Lada por una empresa de la isla británica de Man.

Seis de los diez ocupantes del aparato fallecieron al estrellarse éste cuando intentaba aterrizar en el aeropuerto de Cork (Irlanda) procedente de Belfast (Irlanda del Norte).