X
Santa Cruz >

La Corporación acata la decisión de los vecinos de San Andrés

   

N. G. | Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acata la decisión que adoptó este miércoles una representación de los vecinos de San Andrés, que votó en contra de la altura de las piedras colocadas al borde de la avenida marítima y se compromete a remitir la constancia de “este pronunciamiento” al Servicio Provincial de Costas, que “en cualquiera de los casos es la competente en esta materia”, explicó ayer a este periódico el concejal delegado de Infraestructuras y Obras Públicas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Dámaso Arteaga.

Si bien el concejal advierte de que “pedirle a Costas que paralice la obra no es el camino adecuado en estos momentos”, anuncia que, a raíz de esta solicitud vecinal, el Ayuntamiento se sentará con los técnicos de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar con el objeto de “analizar el problema y ver si hay alguna solución intermedia” al proyecto técnico inicial.

En este sentido, el sexto teniente de alcalde apuesta por que esta vía alternativa debe “conciliar la petición de los vecinos en el sentido de que tengan un poco más de vista”, con una actuación urbanística “que permita una mayor seguridad de lo que hasta ahora ha contado el frente de San Andrés”. Arteaga recordó, asimismo, que el “objetivo” de la Corporación municipal “sigue siendo no perjudicar más a los comercios y vecinos de San Andrés y a los usuarios de la playa de La Teresitas”.

Por esta razón, el edil de Infraestructuras considera que los vecinos que deben entender que los trabajos de reparación de la escollera de protección de la avenida marítima que se llevan a cabo desde el pasado 13 de septiembre deben “agilizarse y terminarse lo antes posible” con la finalidad de que el Ayuntamiento “pueda abordar, también lo antes posible, la fase de rehabilitación y reconstrucción del asfalto y de las aceras de la avenida marítima para poner ese espacio tan importante a disposición ese tantas personas”.