X
vértigo >

La derecha está de moda, y CC, no > José Carlos Alberto Pérez-Andreu

   

El daño que José Luís Rodríguez Zapatero ha hecho en la gestión de la crisis económica que nos atañe, ha quedado estampado para la posteridad con un PSOE totalmente destruido y un PP que arrasa por tierra, mar y aire; con una izquierda más radicalizada en IU y algunos nacionalismos que, ajenos a la contienda bipartidista, ascienden a cotas inimaginables como es el caso de CiU en Cataluña o Amaiur en el País Vasco. Muy lejos de este escenario queda Coalición Canaria que con, únicamente, dos congresistas (uno menos por la circunscripción tinerfeña) no logra, por mucho, el ansiado grupo parlamentario con el que soñaba al comienzo de esta campaña electoral.

Ana Oramas comentaba el domingo por la tarde que había que refundar el nacionalismo. Y no voy a ser yo el que diga que sí, voy a ser el que diga que en qué demonios estaban pensando hasta ahora. No seré yo quien me atreva a darles pautas para ello, lo que sí haré es darle alguna pista. Ni Paulino Rivero es Adán Martín, ni José Manuel Bermúdez es Miguel Zerolo. Ni para lo bueno, ni para lo malo ¿Qué quiero decir con esto amén de la obviedad? Pues que Adán y Miguel representaban un espectro político que daba una seguridad muy importante a los poderes que hoy apoyan al PP y han dejado de lado a CC. Esto no lo intuyo yo, lo comentan ilustres politólogos nacionalistas.

Pero más allá de los análisis de los entendidos en la materia, el común de los mortales lo que percibe es que el PP, y me refiero al concienzudo de Cristina Tavío, se ha instalado en cada municipio, en cada barrio, en cada esquina. Con ilusión, con ganas de solucionar problemas.

El PP, en gran parte, le ha robado los valores a CC y los ha hecho suyos. Mientras los nacionalistas pierden presencia y cercanía, los populares la ganan. Y esto no ha ocurrido de un día para otro, esto es un camino de pico y pala que los peperos se han currado día a día y año a año, en las duras y en las maduras. El despliegue territorial de la derecha ha sido clave, ya no en estas elecciones nacionales, sino en las pasadas locales donde lograron el mayor número de sufragios, por ejemplo, en Santa Cruz de Tenerife, portal de Belén de ATI-CC. Y las caras, llevo viendo casi las mismas caras desde que empecé en este oficio hace casi 20 años. Claro que sí, Ani, hay que refundar el nacionalismo. Con serenidad, cabeza, ambición y altura de miras. Tú quizás seas una de las pocas personas con el ánimo y la capacidad de concordia para ponerse a ello. ¿Te quedan ganas?

josecarlosalberto@gmail.com | @jc_alberto