X
sucesos >

La fiscalía alemana investiga la pista ultraderechista en los asesinatos de ocho extranjeros entre 2000 y 2006

   

EFE | Berlín

La fiscalía federal alemana asumió hoy la investigación de los asesinatos de ocho extranjeros ocurridos entre 2000 y 2006 y atribuibles a un grupo ultraderechista cuya existencia se reveló la semana pasada, a raíz del suicidio de dos atracadores de banco en la caravana en la que vivían.

Según fuentes de la fiscalía, con sede en Karlsruhe (suroeste de Alemania), se sospecha que los atracadores están relacionados con las muertes de varios propietarios o empleados de restaurantes de comida rápida, turcos y griegos, ocurridos en varios puntos del país en ese periodo de seis años.

“Hay indicios fundamentados para vincular esos asesinatos a un grupo ultraderechista”, indicó un portavoz de la fiscalía.

Además, en la caravana fue hallada el arma de una agente de la policía de 24 años, que fue asesinada un año y medio atrás en Heilbronn (suroeste del país).

Los dos atracadores fueron encontrados muertos en su caravana el 4 de noviembre, en la localidad de Zwickau (este de Alemania).

Ese mismo día saltó por los aires una casa unifamiliar de esa misma ciudad, donde vivía una mujer de 36 años, presuntamente cómplice de los dos hombres y quien está detenida como presunta autora de la explosión.

Todos ellos, según las investigaciones policiales en curso, pertenecieron a mediados de los años 90 a un grupo ultraderechista y, a pesar de que dejaron esa militancia, seguían vinculados a los ambientes neonazis de la región.

Contra la mujer se ha abierto un sumario por pertenencia a grupo terrorista, así como atentado incendiario.

Se sospecha, asimismo, que en la trama están implicados otros ultraderechistas.

La policía sospecha que la mujer hizo estallar la casa para destruir pruebas del grupo y sus acciones.

En las ruinas de la vivienda se han encontrado varias armas, entre ellas una pistola automática.