X
Puerto de la Cruz >

La Seguridad Social embarga las cuentas del Consistorio portuense

   

Los problemas económicos siguen lastrando la gestión en el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz. / DA

LUIS F. FEBLES | Puerto de la Cruz

La empresa Ródano, concesionaria del bar Dinámico y los establecimientos municipales de Playa Jardín y Martiánez, sigue removiendo la maltrecha economía del Ayuntamiento portuense. Esta vez, la Seguridad Social procedió el lunes a un embargo preventivo de las cuentas del Consistorio por valor de 1,6 millones de euros, producto de una deuda del concesionario Ródano que ha sido derivada al Ayuntamiento, según informó la concejala de Hacienda, Sandra Rodríguez.

La Seguridad Social considera que la Corporación es responsable civil subsidiaria del impago de las obligaciones que la citada empresa mantiene con el ente estatal. Para la concejala de Hacienda, esta derivación de la deuda es “incorrecta ya que hemos estado recurriendo con un abogado en Madrid, donde primero se derivó. Además, hemos presentado varios escritos contra este embargo que consideramos precipitado”.

Opciones

Para hacer frente al problema, que a principios de noviembre ya tuvo el primer obstáculo con un embargo por valor de 321.000 euros, que impidió que los trabajadores municipales y funcionarios pudieran cobrar sus nóminas en tiempo y forma, la concejala trabaja en varias opciones. En primer lugar, se ha optado por llevar a término las medidas provisionalísimas en las que el juez dispone de tres días, una vez escuchadas las partes implicadas, para decidir si mantiene o deja temporalmente sin efecto la derivación de la responsabilidad de la deuda de Ródano hacia el Ayuntamiento.

También, se baraja volver a recuperar el aplazamiento que se tenía de la deuda de la Seguridad Social de Ródano y que actualmente está parado. Ante la mala situación que atraviesan las arcas municipales y con el hándicap de este embargo a las cuentas del Ayuntamiento, desde el área de Hacienda se trabaja con optimismo para la resolución de un embargo en el que las dos administraciones están “obligadas a entenderse”.

Por otra parte, el alcalde de la ciudad, Marcos Brito, mantuvo ayer una reunión con el director de provincial de la Seguridad Social, con el fin de encontrar una salida a este conflicto. A esta reunión, se suman las llevadas a cabo por la edil de Hacienda con el director de la Oficina de la Seguridad Social de Puerto de la Cruz, entre otras administraciones implicadas.

Ahora, será la vía judicial la que resuelva esta nueva dificultad que se presenta en el camino de un Ayuntamiento que se enfrenta a su difícil realidad económico-financiera.