X

Las antenas desaparecen de Güímar, pero…

   

El Ayuntamiento de Güímar, siguiendo la línea de otras muchas corporaciones locales, ha declarado la guerra a las antenas de telefonía móvil. No hay ninguna evidencia científica de que un poste radiante, situado a treinta o cuarenta metros de altura, tenga más incidencia en la salud que pegarse a la oreja un teléfono móvil, que también emite radiaciones. Pero así son las cosas, nos ponemos el teléfono al lado de la cabeza sin ningún problema pero nos dan pánico las antenas de telefonía móvil cuando están cerca de una zona urbana.