X

Las Chafiras albergará el primer punto limpio de San Miguel

   

NICOLÁS DORTA | San Miguel

Las Chafiras albergará el primer “punto limpio” que se instala en el municipio. Será en un solar cedido por el Ayuntamiento de San Miguel al Cabildo, con más de 2.000 metros cuadrados, localizado frente a la nave de una empresa cervecera. Aún no hay fecha para su puesta en marcha. Así lo manifestó a este periódico el alcalde de San Miguel, Valentín González, consciente de la necesidad de seleccionar los residuos que van al contenedor habitual para minimizar costes y contribuir a la recogida selectiva.

El Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos de Tenerife (Pteor) dependiente del Cabildo, ha establecido la creación de este punto limpio en Las Chafiras. Así, el Ayuntamiento aprobó inicialmente en un pleno el cambio de calificación jurídica o desafectación del bien de dominio público, a bien de carácter patrimonial, para su posterior cesión gratuita de esta parcela. El acuerdo de aprobación inicial se someterá a información pública por el plazo de un mes, para su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, a efectos de oir las reclamaciones que se estimen oportunas por los interesados.

Valentín González explica que que este punto limpio contará con contenedores en lo que se puede depositar los materiales recogidos de forma selectiva, entre otros: escombros de pequeñas obras de reparación domiciliaria, chatarras metálicas, madera, textiles; pero también, de vidrio, papel y cartón, envases; además de muebles y otros voluminosos. También aparatos eléctricos y electrónicos, aceites, residuos peligrosos del hogar y neumáticos fuera de uso.

El alcalde añade que se ha determinado que sea Las Chafiras la localización más adecuada “dado a su fácil acceso (junto a la carretera a Los Abrigos TF-65), y por su proximidad a núcleos residenciales y comerciales (polígonos industriales, el Llano del Camello y el núcleo de Guargacho).

Cabe citar que el Pteor fue aprobado por el Cabildo en enero de 2009, para lograr una mejor gestión de los residuos urbanos. De esta forma establece una clasificación de las infraestructuras de gestión de residuos según su nivel de servicio. En concreto la administración insular fija una red de 18 puntos limpios como infraestructura comarcal distribuidos por toda la isla.