X
política > psoe

Las fisuras en el PSC tinerfeño se evidenciarán en el congreso insular

   

Julio Pérez (izquierda), junto a Aurelio Abreu, en una rueda de prensa anterior. / DA

BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

El PSC tinerfeño ha comenzado a movilizarse y posicionarse para el próximo congreso insular. Los primeros escarceos anuncian que las importantes fisuras existentes volverán a evidenciarse con toda crudeza. El arsenal está listo para ser empleado.

El presidente de la gestora insular, Aurelio Abreu, ya ha dicho que optará a la secretaría general insular, lo que supondría su tercer cargo después de senador y vicepresidente segundo del Cabildo. El sector del lagunero Javier Abreu tratará de mantener su cuota de poder mientras que los próximos a Francisco Hernández tampoco están dispuestos a desaparecer.

Una cuarta vía se mantiene a la expectativa. Son la alternativa que critica duramente las ambiciones de Aurelio Abreu y las estrategias para mantenerse en el poder de las otras dos opciones antes señaladas. Quieren una renovación real.

Estos movimientos comenzarán a visualizarse cuando se decida la convocatoria del congreso insular. Entre las fechas barajadas, se habla de la posibilidad de que se celebre entre el congreso federal de la primera semana de febrero y el regional pensado para abril o mayo, próximos.

No obstante, la primera recomendación realizada por la gestora insular para tratar de terminar con las direcciones provisionales existentes en Tenerife, se refiere a Santa Cruz.

Gestionada a través de una gestora, presidida por Julio Pérez, la gestora insular cree que sería conveniente que regularizaran su situación antes del cónclave estatal, que se desarrollarán en Sevilla.

El principal argumento para hacer esta recomendación, que debe decidir en última instancia la gestora local, pasa por rehabilitar a la militancia de esta agrupación local.

En octubre del pasado año, la dirección federal, a instancia de la regional de José Miguel Pérez, hizo estallar el polvorín de los socialistas tinerfeños cuando decidió suspender la actividad orgánica de la agrupación socialista santacrucera de José Manuel Corrales y de la dirección insular de Ignacio Viciana. Ambos, en la actualidad, exdirigentes de los socialistas de esta isla. La realización del congreso en la segunda agrupación local más potente de Tenerife supondría la restitución de los derechos de sus militantes y, entre otros aspectos, devolverles las garantías legales para optar a tener algún delegado en el congreso federal.

Sólo quedan dos meses para que Julio Pérez, quien se perfila como próximo secretario general local, adopte la decisión de convocar y desarrollar el cónclave en la agrupación capitalina.

La falta de contestación inicial al liderazgo de Julio Pérez en Santa Cruz de Tenerife es la que se prevé que suceda en el congreso regional cuando José Miguel Pérez decida presentarse a su reelección.

El actual número uno no encuentra rival a nivel regional que concite los apoyos necesarios como para presentarle una batalla seria. Lanzarote y Fuerteventura ni lo contemplan. Gran Canaria amaga, en la sombra, sin fuerza en el resto de las islas. Tenerife no está por la labor de cuestionar el poder de un líder que es vicepresidente y consejero del Gobierno de Canarias. La Gomera empieza a plantearse el recambio de Julio Cruz. La Palma tiene que organizarse internamente y El Hierro está preocupada por otros problemas.