X
POLÍTICA >

Los beneficios fiscales de 2012 suman 919 millones de euros

   

BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

Los dos sindicatos mayoritarios de la Comunidad Autónoma, la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, han pedido al Gobierno de Canarias que vuelva a recuperar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones porque, ante los importantes recortes planteados para el 2012, se podrían recaudar 279 millones de euros.
Pero esta cantidad sólo representa el 30% de las bonificaciones fiscales previstas por el Ejecutivo para el próximo año. El total de estos descuentos suman la cantidad de 919,40 millones.

Esta disminución de ingresos del Gobierno de Canarias opera en seis figuras tributarias. La de mayor incidencia es la referida al Impuesto General Indirecto (IGIC) seguida del impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, el Arbitrio a la Importación y Entrada de Mercancías (AIEM), el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el impuesto sobre el Combustible y el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (Itpajd).

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de 2012 incluye el presupuesto de beneficios fiscales y de las previsiones de los recursos tributarios del Régimen Económico y Fiscal (REF). Las arcas autonómicas dejarán de ingresar 7.744.841,20 euros por el Itpajd. De esta cuantía, 3,2 millones corresponden a las exenciones por los incentivos a la inversión (por adquirir bienes de inversión, por la constitución de sociedades y por la ampliación de capital además de por los actos jurídicos documentados). Los otros 4,5 millones de euros se trata de tipos reducidos introducidos, por primera vez, con los presupuestos de 2005, que con posterioridad han sufrido modificaciones.

Se trata del aplicado en las transmisiones patrimoniales onerosas, por la adquisición de vivienda habitual por familias numerosas, por menores de 35 años y por la adquisición de vivienda protegida cuando es la habitual además del gravamen general aplicable a los documentos notariales. El Gobierno prevé dejar de recaudar 279,3 millones de euros el año próximo por el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Estas medidas, relativas tanto a las adquisiciones mortis causa como inter vivos, que se incluían en las cuentas autonómicas de 2008, según el Ejecutivo, “pueden no influir de forma inmediata” en el presupuesto de los beneficios fiscales del próximo año.

Pero este documento oficial especifica que, tal y como ha ocurrido en 2009, 2010 y 2011, se prevé “una importante repercusión” en los presupuestos de 2012 de la bonificación del 99,9% de la cuota tributaria en las adquisiciones inter vivos. De ahí se calcula que el coste fiscal estimado sea de 279,35 millones.

Patrimonio

El proyecto de ley incluye también la recuperación, con carácter temporal, del impuesto sobre el Patrimonio. La nueva redacción dada a este tributo, según el Ejecutivo regional, va a suponer que el número de obligados tributarios pase de 30.000 a 1.100, con la consiguiente minoración de la recaudación de 48,3 millones de euros a 23 millones de euros.

Las modificaciones referidas son la elevación de la cuantía de la exención de la vivienda habitual de 150.000 euros a 300.000 euros y el aumento de la cuantía del mínimo exento de 108.182,18 euros a 700.000 euros.

Con respecto al IRPF, los beneficios fiscales son, de una parte, las reducciones estatales en la base imponible y, de otra, las deducciones en el tramo autonómico.
La última rebaja aprobada en los presupuestos autonómicos corresponde al ejercicio económico de 2010. Se trataba de la creación, con efectos de 1 de enero de 2009, de una deducción de 100 euros anuales para los contribuyentes desempleados más de seis meses.

Las deducciones autonómicas son por gastos de estudios, por traslados de residencia a otra isla por motivos económicos o laborales, por nacimiento o adopción de hijos, por contribuyentes minusválidos y mayores de 65 años, por gastos de guardería, por familia numerosa, por donaciones con finalidad ecológica, por donaciones al patrimonio histórico, por gastos en inmuebles de interés cultural, por donaciones a descendientes para comprar la primera vivienda y por la variación del euríbor así como por ser desempleado.

Todas los descuentos autonómicos implican una rebaja en la recaudación de 39,25 millones de euros.

[apunte]

Casi 500 millones por el impuesto indirecto

El coste de los beneficios fiscales en el IGIC es el más elevado, 499.525.571,5 millones de euros. Contemplan dos tipos, las operaciones interiores y las importaciones.

Las primeras son las exenciones de los servicios de telecomunicaciones, con lo que se dejan de recaudar 81,11 millones de euros. Le sigue la exención por incentivos a la inversión que tiene un coste de 2,28 millones y otros 158,96 millones de euros por el tipo cero. El beneficio fiscal por el tipo reducido del 2% implica un coste de 88,64 millones de euros. En total suman 331 millones de euros.

En relación a las importaciones de bienes gravados por el IGIC, Hacienda prevé que deje de ingresar, el próximo año, unos 168,51 millones de euros. Se incluye la exención por incentivos a la inversión (7,6 millones), por las importaciones de las entidades de la Zona Especial Canaria (3,6 millones), por las importaciones definitivas de bienes (26,9 millones), por “oro de inversión” (7,6 millones), por el tipo cero (191.487,74 euros) y por el tipo reducido del 2% (122,52 millones de euros).

Los beneficios relativos al AIEM suman la cantidad de 82,81 millones de euros.

El último tributo es el impuesto especial de la Comunidad Autónoma sobre el combustible derivado del petróleo. Desde 2008 son dos los beneficios con repercusión en los presupuestos del próximo año.

La primera medida es la devolución parcial de la cuota del impuesto soportado por los agricultores y los transportistas respecto del gasóleo utilizado en sus vehículos y maquinaria. La previsión del coste fiscal es de 5.439.297,38 euros.

La segunda iniciativa consiste en excluir de a tributación de este impuesto los biocarburantes (biodiésel, bioetanol y biobetano), que se encuentran incluidos en las entregas mayoristas del gasóleo y gasolina sujetos a este impuesto. Si repercusión es de 5,2 millones.

[/apunte]