X
incidencia de la crisis en sanidad >

Los farmacéuticos piden que Rivero medie y habilite el pago pendiente

   

J. L. C. | Santa Cruz de Tenerife

La crisis está golpeando con toda su crudeza al sector sanitario de las Islas. Así, mientras que para mañana está prevista una huelga general en el Archipiélago, en los próximos meses puede ocurrir algo similar con el sector farmacéutico, a quien la Consejería de Sanidad adeuda casi 37 millones de euros correspondientes a la factura de los medicamentos prescritos en septiembre.

A esta cantidad se le añadirá en sólo unos días una nueva factura (de más de 40 millones), la perteneciente al mes de octubre, que el Gobierno canario debería abonar la próxima semana. Ante este panorama, las asambleas de farmacéuticos de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife pidieron ayer la mediación del presidente del Ejecutivo, Paulino Rivero, para llegar a un acuerdo que permita habilitar los pagos pendientes de la comunicad y evitar graves perjuicios a la población.

Según explicaron los farmacéuticos en una nota, “el origen de esta situación está en la reducción de un 37% de la partida destinada al gasto público de medicamentos en Canarias para 2011”, por lo que el sector ya había advertido de la insuficiencia presupuestaria y había solicitado una solución para el pago de las recetas al Gobierno.

“El Servicio Canario de la Salud, los colegios oficiales, la distribución farmacéutica y las oficinas de farmacia han realizado conjuntamente un gran esfuerzo de gestión para la racionalización del gasto público en medicamentos, siendo la Comunidad Autónoma que más ha logrado bajar el gasto público en medicamentos en el conjunto del Estado”, agregan los profesionales, quienes sin embargo manifiestan que “pese a todos los esfuerzos, el día 4 de noviembre la consejera de S anidad informó de que no hay recursos financieros en su departamento para afrontar el pago de recetas de septiembre y del resto del año, contrariamente a lo que había anunciado previamente a los representantes del sector”.

Los impagos han provocado que las farmacias hayan tenido que utilizar parte de sus propios recursos no sólo para asumir la factura de septiembre, sino para afrontar los cambios de stock que hubo que hacer ante la anticipación de la prescripción por principio activo en Canarias.

Al respecto, la directora del SCS, Juana María Reyes, reconoció “se están buscando salidas a la situación”. “Hay un escenario abierto, y hay un retraso, pero se están buscando alternativas”, añadió Reyes.