X
SANTA CRUZ >

Los taxistas ratifican que el 11 de noviembre se quedarán en casa

   

El Pancho Camurria acogió ayer la asamblea convocada por las distintas asociaciones de taxistas. | DA

NATALIA TORRES | SANTA CRUZ TENERIFE

Unos 300 taxistas acudieron ayer a la asamblea que las distintas asociaciones habían convocado en el Pancho Camurria para trasladar lo acontecido en la última reunión de los representantes del sector con el Ayuntamiento y el Cabildo de Tenerife. En dicha convocatoria se acordó que el próximo 11 de noviembre los taxistas de Santa Cruz de Tenerife se quedarán en casa.

“No queremos molestar a los ciudadanos así que nos quedaremos en casa y no habrá taxis en las calles”, explicó a DIARIO DE AVISOS el vicesecretario de la Unión de Trabajadores Autónomos del Taxi (UTAT), Domingo Lara, ratificando así la convocatoria de una huelga de taxis para el próximo viernes.

Esta medida, según Lara, es consecuencia del rechazo del Ayuntamiento de Santa Cruz y del Cabildo de Tenerife de cumplir con los acuerdos plenarios en los que se respaldaba la retirada de licencias municipales. Lara acusó a Coalición Canaria de perjudicar al sector con sus decisiones a lo largo de los distintos gobiernos municipales e insulares que ha encabezado. “Nunca nos han dado nada y lo único que hacen es darnos largas”, afirmó.

Juzgados

En la asamblea de ayer, además, se aprobó comenzar a estudiar la posibilidad de demandar al Ayuntamiento. “Si las cosas no se reconducen estudiaremos acudir a un abogado para llevar al Ayuntamiento ante los juzgados por el incumplimiento de los acuerdos plenarios”, apuntó Lara quien a añadio que no solo se demandaría al Consistorio por los acuerdos del pleno sino, también, “por el incumplimiento de la ley que dice que el servicio debe ser acorde a la demanda y en Santa Cruz la demanda es claramente inferior a la oferta”.

La reunión mantenida el pasado jueves entre los taxistas y el Ayuntamiento es la que ha generado el malestar plasmado ayer en la asamblea. “No solo no cumplen con lo pactado sino que además nos dicen que las decisiones las toman entre ellos y que nosotros no tenemos nada que decir”, señala Lara. En esa reunión se ofreció al sector 40.000 euros por licencia retirada pero “no nos dijeron cuándo los iban a pagar ni cómo, más bien lo que nos ofrecieron es que lo harían cuando ellos pudieran”, matizó el representante de la UTAT. “Estamos muy decepcionados”, continuó Lara, “ellos han cambiado los términos sin contar con el sector”. En la asamblea también se planteó la posibilidad de tomar medidas de autorregulación, algo que Lara entiende positivo pero siempre después de que las administraciones cumplan con los compromisos adquiridos. Santa Cruz de Tenerife cuenta con 1.087 licencias municipales de taxis, una oferta que supera la medida propuesta por los profesionales del sector que sitúan como recomendable la existencia de 2,5 licencias por cada mil habitantes. Eso supone que son 532 las que sobran en estos momentos. Otro punto de desacuerdo es que se siga permitiendo el traspaso de licencias, algo a lo que se oponen.