X
Santa Cruz de La Palma >

Luis Morera apoya que el Museo de la Bajada vaya en la Quinta Verde

   

La voz de Luis Morera trasladó la Quinta Verde más allá de los límites de La Palma. / DA

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

La voz del cantante Luis Morera dio a conocer la Quinta Verde fuera de la isla de La Palma. A la Quinta Verde, canción que daba título al disco de Taburiente editado en 1987, se convirtió en todo un himno del movimiento ecologista que promovió salvar este espacio de la fiebre urbanística de la década de los ochenta y convertirlo en el gran parque del que carecía la capital palmera.

Luis Morera, que fue además uno de los líderes más destacados de ese movimiento social, todavía no deja de soñar con que la Quinta Verde sea la gran zona verde de la que carece la ciudad para la que incluso tiene diseñado un proyecto. Con todo, el artista palmero ve con buenos ojos la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma para instalar en la antigua casona el Museo de la Bajada de la Virgen. En este sentido, indicó que el propio concejal de Cultura, Zacarías Gómez, le trasladó la idea antes de llevarla a pleno.

Luis Morera considera importante que se haga una iniciativa de esta entidad en la Quinta Verde porque considera que es la mejor manera de que los ciudadanos comprendan el valor natural que se encuentra en ese entorno, que es “la única zona verde con la que cuenta Santa Cruz de La Palma”.

Y es que para el artista palmero, el valor de la Quinta Verde no reside tan solo en el inmueble, sino también en el conjunto natural que lo rodea, donde insiste que debe realizarse el gran parque de Santa Cruz de La Palma, “desde el Multicines al campo de fútbol del Mensajero.

Dentro de su proyecto para la Quinta Verde, la casona estaba pensada como un centro de interpretación del parque. No obstante, considera acertada la ubicación del Museo porque “si no se le da utilidad a la casa podemos perderla y venirse abajo”. “La gente va a tener la oportunidad de encontrarse con un entorno natural privilegiado dentro de la ciudad”.

De ahí que Morera considere que este es “un buen principio para después ir al parque, una idea que apoyamos todos los palmeros porque es la única zona vegetal inmediata que le queda a la ciudad”.

Sobre el hecho de que se haya tardado tanto en decidir la creación de este Museo de la Bajada, el artista indicó que “a las instituciones le entra el furor con la Bajada cuando llega la fiesta, pero toda esa cultura y patrimonio que encierra se olvida en cuanto pasa”.

Recuerda que en su momento buscaron un sitio para crear un museo a los Enanos y los mascarones. “Hay piezas que copiar y dejar los originales en museos porque son obras extraordinarias que tienen mucha historia”. En esta línea sugirió que casonas particulares en el barrio de San Sebastián, cuyos propietarios lo pasan mal para mantenerlas, podría encajar bien.