X
ECONOMÍA >

Madrid sanciona a 12.000 parados canarios por no renovar la demanda

   

Imagen de archivo de una oficina de empleo. / EFE

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

El Servicio Público de Empleo (Sepe) ha dictado, desde enero hasta agosto de 2011, un total de 12.000 resoluciones sancionadoras a parados canarios por no renovar la demanda de empleo. La sanción implica automáticamente la pérdida de prestación o subsidio durante un mes, pero, si existe reiteración en un año, el castigo aumenta a tres meses.

El coordinador territorial de Sepe en Canarias, Pedro Duarte, explicó que, quienes no renuevan la demanda de empleo, “lo que incumplen es la obligación de mantener su disponibilidad para la búsqueda de empleo, además de incumplir una obligación establecida en la ley”.

No obstante, aunque la cifra puede parecer alta, Duarte señaló que “no lo es tanto si se enmarca en el volumen total del sistema de protección por desempleo de Canarias”.

Cerca de 400 funcionarios del Sepe tramitaron, durante los primeros ocho meses de este año, más de 303.000 solicitudes de prestaciones y subsidios, abonando más de 1.552.000 nóminas (una media de 194.000 al mes) por un importe acumulado de más de 1.000 millones de euros. Una cifra significativa si se tiene en cuenta que el presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias para el año 2012 asciende a 6.700 millones. Duarte explicó que la intención del Servicio Público de Empleo y del Servicio Canario de Empleo es llegar a un acuerdo en breve para vincular las políticas activas y pasivas de empleo, para que, al final, esté en el paro “quien realmente quiera trabajar”.

El director del Servicio Canario de Empleo, Manuel León, también se manifestó en esta dirección. “Apuntarse al paro”, indicó, “implica asistir a cursos de formación y aceptar las ofertas de empleo, no sólo beneficiarse de las prestaciones”.

El premio Nobel Edward C. Prescott ya lo dijo cuando habló de su receta de la crisis. “Debemos eliminar las ayudas a los parados”, dijo, y apuntó: “¿Qué sentido tiene pagar a la gente para que no trabaje, lo que se consigue es que se acostumbren a no trabajar porque tienen un sustento asegurado. Lo que hay que hacer es apostar por los emprendedores”, manifestó.

Lejos de esta perspectiva ultraliberal, lo cierto es que desde el Sepe se han detectado determinadas irregularidades, como no acudir a los cursos de formación o rechazar ofertas de empleo. “Desde que el SCE nos lo comunica, la inspección actúa”, puntualizó.

Sólo en el mes de agosto, se realizaron en Canarias un total de 214.008 renovaciones de demanda (111.987 en Las Palmas y 102.021 en Santa Cruz de Tenerife), que han dado lugar a un total de 14.039 procedimientos sancionadores que finalizaron en 11.999 casos de imposición de la sanción establecida en la ley.

El mayor número de sanciones se impuso en Santa Cruz de Tenerife, con 6.255, mientras que en Las Palmas ascendió a 5.774. En ese mismo periodo, la inspección de Empleo levantó actas de infracción por falta muy grave a un total de 307 prestaciones por desempleo.