X
el megáfono > las galletas (III)

Nueva voz en defensa del barrio de Las Galletas

   

La directiva de la asociación: Ricardo (tesorero), Rubén (presidente), Alicia (secretaria) y Noelia (vocal). | DA

VICENTE PÉREZ | Arona

Las Galletas se sitúa en el centro geográfico de la zona con mayor expansión poblacional de Arona, con cerca de 24.000 habitantes, si se suman sus 3.602 almas con los 8.990 de El Fraile, los 7.383 de Costa del Silencio, los 2.980 de Las Rosas y los 709 de La Estrella. Por ello, la constante revindicación vecinal es la mejora de servicios públicos, desbordados por el boom demográfico de las últimas décadas.

En Las Galletas, las principales peticiones de los vecinos son un nuevo consultorio médico (el actual, de propiedad municipal, se ha quedado pequeño, hasta el punto de que sólo tiene un baño mixto para usuarios, médicos y enfermeros), más limpieza en las calles y mayor presencia de la Policía Local ante el asentamiento en el barrio de un grupo de familias conflictivas.

Unas demandas de las que se hace eco la nueva asociación de vecinos Bajío-Las Galletas, presidida por Rubén Delgado, a quien acompañan Ricardo Quintero, tesorero; Alicia Montes, secretaria; y Noelia Alayón, vocal, entre otros miembros. Constituida hace un mes, este nuevo colectivo se propone como objetivo contribuir a mejorar la calidad de vida en el barrio, canalizando las peticiones ciudadanas ante la Administración.

La directiva de la flamante asociación espera que fructifiquen las gestiones del Ayuntamiento de Arona para encontrar un local más adecuado donde prestar el servicio de la sanidad pública, dado que el actual “ya no reúne las condiciones mínimas, pues debe atender los habitantes de Las Galletas, Las Rosas, Costa del Silencio y La Estrella”.

Delgado explica que el barrio espera además como agua de mayo los anunciados proyectos de mejora de litoral, como el nuevo paseo marítimo en Punta del Viento (pendiente de que la Dirección General de Costas culmine la expropiación de viviendas afectadas y adjudique las obras) así como el otro paseo hasta El Fraile, con la ampliación de la playa de Las Galletas y el desvío de la carretera general (proyecto presentado por el Ayuntamiento ante el Ministerio de Medio Ambiente). “Queremos conocer todas las gestiones que se están haciendo con estos y otros proyectos y mantener informados a los vecinos”, señala el máximo dirigente del nuevo colectivo ciudadano, que también respalda las demandas de los pescadores, “para que se les acondicione el puesto de venta tradicional o la nueva lonja construida en el puerto”.

La asociación tiene su sede provisional en el Centro de Información Juvenil, de titularidad municipal, cuyo personal les está ofreciendo además asesoramiento. Allí, junto a la plaza principal del barrio, se reúne la directiva todos los viernes, de 10.00 a 14.00 horas, con la ilusión de consolidarse como entidad ciudadana. En esta sede municipal tienen instalado además un buzón de sugerencias, para pulsar así mejor las necesidades de este vecindario.

Entre los fines de este entusiasta grupo vecinal está también servir de dinamizador de la vida social y cultural del barrio, y ya preparan actos navideños, como una recogida de regalos que luego serán distribuidos por por Cáritas a los niños de las familias con menos recursos económicos. La directiva organizará además para 2011 las dos fiestas del barrio, la de San Casiano y la de la Virgen del Carmen.

Mario García y Juan Vera, dos pescadores de Las Galletas. | DA

Treinta y cinco familias viven aún de la pesca en Las Galletas

Treinta y cinco familias viven aún de la pesca en Las Galletas. El sector pesquero dio origen al barrio, y en su puerto tienen base 17 barcos, a lo que hay que añadir la actividad económica que generan los restaurantes que consumen el pescado capturado en la zona. Estos marineros piden al Ayuntamiento la rehabilitación de la lonja tradicional, y al Gobierno canario, los medios para contar con el servicio de primera venta.